China, el segundo país que emite más gases que contribuyen al efecto invernadero en el mundo, ha decidido fomentar el uso de la bicicleta, en lugar de automóviles, para evitar la contaminación ambiental.

La decisión del gobierno chino apunta a retirar de las calles, al menos un día a la semana, los vehículos a motor para «mejorar la calidad del aire» y ahorrar energía, informó recientemente el Shangai Daily.

En 2 ruedas o a pie

En algunas ciudades se les pedirá a empleados estatales y al público en general que se trasladen a su trabajo a pie, si el recorrido a realizar desde sus hogares es de hasta un kilómetro.

Podrán usar la bicicleta si la distancia es de hasta tres kilómetros. Si el camino a recorrer fuese más extenso, por ejemplo de hasta cinco kilómetros, será necesario usar los transportes públicos. La idea es evitar por todos los medios el uso de automóviles.

Cambio del paradigma de consumo

Las intenciones del gobierno apuntan a comenzar a aplicar cuanto antes la disposición, comenzando por una vez a la semana durante los próximos cuatro años. Entre otras medidas que China pretende implementar para reducir la contaminación, está el uso del papel reciclado y de materiales ecólogicos en las oficinas.

También está prevista la reducción, en la medida en que sea posible, del uso de ascensores. Pese a la contaminación generada por el gigante asiático todavía no se le ha exigido que reduzca sus emisiones por ser un país en desarrollo. Sin embargo, China reconoció que el cambio climático podría devastar su sociedad y ratificó el Protocolo de Kioto en 2002.

Fuente: ANSA Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.