Este es el cuarto año que la sequía ha devastado el sur de Madagascar. Ahora, más de un millón de personas, o dos de cada cinco residentes, de la región de Grand Sud necesitan ayuda alimentaria de emergencia en lo que las Naciones Unidas llaman una «hambruna del cambio climático».

El cambio climático está azotando la isla del Océano Índico y varias agencias de la ONU han advertido en los últimos meses sobre el riesgo de hambruna. «La situación en el sur del país es realmente preocupante», dijo Alice Rahmoun, portavoz del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas en Madagascar. «Visité varios distritos … y escuché de las familias cómo el clima cambiante los ha llevado al hambre».

Temperaturas aumentan el doble

Los patrones de lluvia en Madagascar se están volviendo más erráticos: han estado por debajo del promedio durante casi seis años, dijeron investigadores de la Universidad de California en Santa Bárbara. «En algunas aldeas, la última lluvia importante fue hace tres años, en otras, hace ocho años o incluso hace 10 años», dijo Rahmoun. «Los campos están desnudos, las semillas no brotan y no hay comida».

Las temperaturas en el sur de África están aumentando al doble de la tasa mundial, según explica el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático. Los ciclones, que ya son más frecuentes en Madagascar que en cualquier otro país africano, probablemente se estén volviendo más fuertes a medida que la tierra se calienta, dice el gobierno de Estados Unidos.

500.000 niños en riesgo

Los conflictos bélicos han sido una causa central de hambruna y hambre en países como Etiopía, Sudán del Sur, Somalia y Yemen, cuando los combates impidieron que las personas se movieran en busca de alimentos. Pero Madagascar está en paz.

«El cambio climático impacta y acentúa fuertemente la hambruna en Madagascar», dijo el presidente Andry Rajoelina mientras visitaba las áreas más afectadas a principios de este mes. «Madagascar es víctima del cambio climático». El país produce menos del 0.01% de las emisiones globales de dióxido de carbono, según dice el World Carbon Project.

Se espera que medio millón de niños sufran desnutrición aguda en el sur de Madagascar, 110.000 gravemente, dice el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, lo que provoca retrasos en el desarrollo, enfermedades y muerte.

Búsqueda de soluciones

Nutriset, una empresa francesa que produce alimentos de emergencia Plumpy’Nut, abrió una planta en el sur de Madagascar la semana pasada. Su objetivo es producir anualmente 600 toneladas de alimentos terapéuticos enriquecidos a base de maní, azúcar y leche para niños desnutridos.

El gobierno malgache también está dando parcelas de tierra a algunas familias que huyen de las zonas más afectadas. Doscientas familias recibieron tierras con pollos y cabras, que son más resistentes a la sequía que las vacas. También se les animó a plantar mandioca, que es más resistente a la sequía que el maíz. «Es un desastre natural», dijo Aly. «Que Dios nos ayude».

Fuente: https://www.reuters.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.