El cautiverio puede provocar problemas mentales en los chimpancés (como era de esperarse), sugirió un estudio difundido por la revista PLoS One en su edición más reciente.

Comer excrementos, golpearse la cabeza contra el suelo, arrancarse el pelo o morderse son algunas de las reacciones observadas entre los primates que se encuentran en zoológicos, revelaron investigadores de la Escuela de Antropología y Conservación de la Universidad de Kent.

Comportamiento errático

Ellos estudiaron a 40 ejemplares en zoológicos de Estados Unidos y Reino Unido, en los cuales las condiciones son buenas para que los primates tengan una buena calidad de vida. Sin embargo, todos los animales investigados presentaron los comportamientos anormales descritos que muy raramente se han apreciado entre los que viven en libertad.

La vida salvaje está llena de peligros, pero resulta más estimulante porque se ven obligados a tomar decisiones sobre donde buscar comida o escapar de los depredadores.

Prisión limitante

El cautiverio puede ser la causa del comportamiento anormal de los chimpancés. Son animales inteligentes y con conciencia de si mismos, por lo que estar entre rejas debe ser duro para ellos, añadió el experto.

Los zoológicos suelen ser una opción y muchas veces se trata de que se encuentren lo más confortable posible, pero regresarlos a su ambiente natural no constituye una opción porque sus hábitats se encuentran amenazados y pueden ser cazados por su carne.

Los expertos tienen ahora que confirmar su teoría o si las acciones descritas constituyen una anormalidad cultural. “Es crucial que sepamos más sobre cómo reacciona la mente de los chimpancés ante el cautiverio, una cuestión que tiene implicaciones tanto para la investigación científica como para el bienestar de estos animales”, precisó Newton-Fisher.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.