La temperatura en la tierra aumentó durante el último siglo en promedio unas siete décimas, pero en la Península Antártica el incremento ha sido de 2.1 grados centígrados en sólo 37 años, afirmó Pedro Skvarca, glaciólogo del Instituto Antártico Argentino, en una entrevista concedida a CNN.

Para los científicos la Antártida es el termómetro del planeta, ya que regula las temperaturas mundiales, y todos los cambios que ocasione el calentamiento global podrán verse reflejados primero en esta región.

Regulador del clima mundial

El continente blanco tiene una función única, que es “regular el clima mundial y esto sucede básicamente por un mecanismo de circulación que actúa como una cinta desde los polos hasta los trópicos, llevando agua fría por el fondo hacia los trópicos, regresando agua moderadamente más caliente hacia los polos”, explica la bióloga Viviana Alder.

Desde 1994 la barrera de hielo de Larsen, en la Antártida, ha perdido unos 14,000 kilómetros cuadrados, con un espesor promedio de 250 a 300 metros.

Pero este hielo de la península no tiene gran repercusión en el aumento del nivel del mar, señala Pedro Skvarca, pero sí lo es el hielo en el interior de la Antártica. “Si empiezan a haber desapariciones de estas barreras, el futuro es dramático”, asegura.

Fuente: CNN, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.