La vocera del Consejo de Defensa de La Patagonia en Chile, Flavia Liberona, rechazó con contundencia la ejecución del plan Hidroaysén, que contempla la construcción de cinco plantas en esa zona del país suramericano, sin generar beneficios a los chilenos.

A través de un contacto vía telefónica, Liberona informó a teleSUR que es necesario que el gobierno de Chile planifique proyectos energéticos antes de autorizar la construcción de estas represas.

Límites inexistentes

“Son las empresas privadas las que deciden cuándo, cómo y dónde se instalan los proyectos energéticos, pero la autoridad (Gobierno de Chile) no tiene una política pública energética para que sea el país quien le ordene a cada empresa un proyecto. La idea es con fines de lucro, no hay beneficios para el país ”, dijo Flavia Liberona.

Agregó que la organización que representa trabaja para que se conserve La Patagonia, espacio que tiene características que permitiría un desarrollo sustentable y turismo. “Con la construcción de estas represas se destruiría buena parte del paisaje del territorio”, denunció.

Desde Chile, la vocera del Consejo de Defensa de La Patagonia, expresó que la aprobación del proyecto se realizó entre funcionarios de “estricta confianza del Gobierno”, por lo que aseguró que no se sometió a debate con el pueblo chileno.

Ignoradas 11 mil solicitudes

“Cuando se califica ambientalmente un proyecto de esta magnitud es obligatoria la participación ciudadana. (…) Aquí 11 mil personas levantaron el estudio de impacto ambiental y fueron ignoradas, ahí hay un vacío enorme de ilegalidad”, afirmó

. Añadió que los responsables del desarrollo del proyecto, las generadoras Endesa Chile y Colbún, ni siquiera han evaluado el tendido eléctrico de las cinco represas, que tendrían una extensión de dos mil 300 kilómetros y pasará por siete regiones y 67 comunas.

“Hemos comenzado la batalla, pero haremos acciones ciudadanas, legales y administrativas” a nivel nacional e internacional para alzar la voz contra el proyecto que generará, según expresó,  un enorme impacto ambiental.

De acuerdo a un funcionario del Ministerio de Vivienda, este organismo habría presentado dos informes diametralmente opuestos en su apreciación técnica, uno negativo que rechazaba Hidroaysén y otro que al día siguiente le daba luz verde. Ante el hecho, el presidente del Senado Guido Girardi criticó la postura del gobierno central de defender los intereses del empresariado por encima de los del país.

Fuente: Telesur, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.