[dropcap]L[/dropcap]as primeras lluvias del otoño han llegado a la Franja de Gaza de manera torrencial, sin tiempo para reparar las grietas y desperfectos que causaron los miles de proyectiles caídos durante 50 días de guerra.

Una desgracia más, la enésima, que se ha visto agravada por los cabildeos políticos y el retraso en la llegada del permiso israelí para que los materiales de construcción necesarios puedan entrar en Gaza.

 photo gazalluvias2.jpg

Delicada situación

Unas 100.000 viviendas quedaron seriamente dañadas en un estrecho territorio en el que se apilan cerca de dos millones de personas, según datos proporcionados el domingo por el portavoz en Jerusalén de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA), Chris Gunnes.

Ahora, la población espera con inquietante expectación la llegada de fuertes lluvias en un duro invierno bajo los escombros de lo que otro día fueron sus casas y que ahora no pueden refugiarles del frío.

La Agencia de la ONU para la Coordinación de la Ayuda Humanitaria (OCHA) cifra en 20.000 las viviendas que han quedado inhabitables por los ataques israelíes por tierra, aire o mar que sacudieron Gaza, mientras que expertos aseguran que al menos otras 30.000 quedaron gravemente dañadas.

 photo gazalluvias4.jpg

A la espera de resultado tangibles

Otras 40.000 personas permanecen aún en precarias instalaciones de 18 escuelas de la UNRWA porque perdieron sus hogares y sólo pueden esperar a que el proceso de reconstrucción comience.

[quote]Ahmed Sokar, de 35 años, protesta por el tiempo tras pasar la noche -fría, dice- en un aula que cobija a su amplia familia de 15 personas. «Desde la visita del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, la semana pasada y el anuncio de que la reconstrucción había empezado, Israel deja que pasen pequeñas cantidades de materiales de construcción que no son suficientes para levantar o reparar las viviendas», critica Sokar.[/quote]

 photo gazalluvias3.jpg

La UNRWA notificó que comenzaría a compensar esta semana a aquellos residentes que necesiten vivir en otro lugar o iniciar inmediatamente la reparación de las viviendas, pero los desplazados, que la misma agencia cifra en unos 100.000, se muestran desconfiados.

«Por el momento, y aunque hemos escuchado muchas declaraciones y otras tantas reuniones se han celebrado entre la ONU y la Autoridad Palestina sobre el tema, el proceso de reconstrucción no ha comenzado. No hay resultados tangibles sobre el terreno», criticó Sallah Bardaweel, líder de Hamás en Gaza.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.