EEUU: Varios territorios de Estados Unidos esperan esta semana nuevas inundaciones, tras jornadas de fuertes lluvias que provocaron desbordamientos de ríos desde Texas hasta Michigan y causaron cinco muertos. Durante el fin de semana, un violento sistema de tormentas golpeó la parte sur y central del país, donde las precipitaciones y los vientos arrasaron casas, arrancaron árboles y destruyeron automóviles.

Según reportes meteorológicos, más de 200 vías fluviales reportaron medidas por encima del nivel de inundación desde los Grandes Lagos hasta el este de Texas. La cadena ABC informó que el río Ohio puede llegar a su límite este lunes cerca de Louisville (Kentucky), mientras partes de Arkansas e Indiana se preparan para un gran daño por inundación.

Además, se espera que otro sistema se desarrolle el miércoles y lleve un clima más severo a partes de Texas, Arkansas y Mississippi, al tiempo que las tormentas lentas arrojarán más lluvia hasta Georgia, lo que agravaría la situación de los ríos ya crecidos en toda la región. Ese mismo sistema podría seguir su movimiento hacia el este y causar estragos más adelante en el noreste de la nación, donde para jueves o viernes se espera una tormenta con nevadas, ráfagas de viento, fuertes lluvias e inundaciones costeras.

REPÚBLICA DOMINICANA: Las fuertes lluvias que afectaron a la República Dominicana en estos días continuarán este lunes 26 de febrero en gran parte del país, según pronosticó la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet).

Una vaguada es la responsable de las deterioradas condiciones del tiempo, lo que provocará el incremento este lunes de la nubosidad, sobre todo después del mediodía, y las lluvias acompañadas de relámpagos y posibles ráfagas de viento que afectarán a las provincias de las regiones noreste, sureste y la cordillera Central.

El fin de semana fuertes lluvias se registraron en varias zonas del país, entre ellas en esta capital, motivo por el cual las autoridades suspendieron los carnavales, fiesta esperada por la inmensa mayoría de los capitalinos. Para este lunes está prevista una reunión del gobierno de esta ciudad para determinar cuando se efectuarán, y así retomar esos festejos que tanto disfrutan los dominicanos y visitantes.

AUSTRALIA: Una fuerte tormenta provocó inundaciones en el estado de Camberra, que obligaron a cerrar carreteras y registró acumulados de 66,2 milímetros de precipitaciones, superiores a los 51,2 milímetros del promedio para febrero, informaron hoy autoridades gubernamentales.

La Oficina de Meteorología australiana canceló este domingo la advertencia de tormenta severa emitida por la Agencia de Servicios de Emergencia (ACT), aunque advirtió que Port Macquarie, Taree, Orange, Bathurst, Walgett y Dubbo podrían afectarse por el diluvio.

Por su parte la ACT atendió más de 150 solicitudes de asistencia relacionadas con inundaciones localizadas y daños en techos, principalmente en la zona de O’Connor. La directora de esa agencia, Georgeina Whelan, aseguró que todos sus equipos fueron desplegados para ayudar en las labores de limpieza.

BOLIVIA: El gobierno boliviano mantiene el estado de emergencia por las lluvias que afectan en las últimas semanas al país, donde se reportan hoy 22 municipios en situación de desastre. El viceministro de Defensa Civil, Carlos Brú, informó que los municipios declarados en situación de desastre se ubican en los departamentos de Cochabamba, Chuquisaca, Beni, Potosí, Tarija, Santa Cruz y La Paz.

Añadió que otros 36 están declarados en situación de emergencia, en los departamentos de Chuquisaca, Beni, Potosí, Tarija, Santa Cruz, La Paz y Cochabamba. Según las autoridades hasta la fecha fueron contabilizadas 337 viviendas destruidas o a punto de colapsar, en tanto se reportan 17 mil familias afectadas por las lluvias, inundaciones, riadas y mazamorras, con el saldo de ocho personas fallecidas.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, comunicó el pasado martes que a nivel nacional suman 50 mil las hectáreas de cultivos afectadas por los desastres naturales. Explicó que la afectación es mínima, si se tiene en cuenta que en Bolivia se cultivan tres millones 500 mil hectáreas, por lo que la distribución de alimentos al mercado interno está garantizada, ‘la población tiene que estar tranquila’, apuntó. El ministro refirió que los productos más afectados son soya, arroz, frutas y maíz.

Un boletín emitido el fin de semana por el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología muestra posibles desbordes en 28 ríos de regiones de La Paz, Beni, Santa Cruz, Pando, Cochabamba, Chuquisaca y Tarija, debido a lluvias que se prolongarán hasta el primero de marzo. Además, pronosticó riesgo de afectación potencial a unas 60 comunidades ribereñas de siete regiones de Bolivia.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.