Seis pandas criados en cautividad en China serán liberados en enero próximo a un hábitat natural de 134 hectáreas cercado, constituyendo así un importante paso en el programa del país para devolver al medio salvaje especies en peligro de extinción.

Xingrong, Xingya, Gongzai, Yingying, Zhizhi y Qiqi fueron seleccionados de un grupo de 108 animales de esta especie que habitan en la Base de Investigación y Cría de Pandas Gigantes de Chengdu, capital de la suroccidental provincia de Sichuan.

Esperan mejores resultados

Durante un año se observó la salud y antecedentes genéticos del grupo en general, indicó Zhang Zhihe, director de la institución, informaron medios locales.

A lo largo de 30 años, la base intentó devolver a ese entorno 10 ejemplares individualmente, pero solo dos lograron adaptarse al medio, seis se les regresó al centro por una drástica pérdida de peso, uno fue encontrado muerto y otro se cree tuvo igual fin.


Con la liberación en conjunto el próximo 11 de enero de los seis ejemplares, de edades entre dos y cuatro años, los especialistas esperan tener mayor éxito. Se trata del primer grupo que será enviado al llamado Valle Panda, otro centro de investigación de la especie, pero en estado semisalvaje, afiliado a la base de Chengdu y cuyo objetivo es prepararlos para vivir en su hábitat natural.

La nueva área, aún en construcción y perteneciente al poblado de Yutang, en la ciudad de Dujiangyan, una vez finalizada podrá albergar entre 30 y 40 osos panda. Su costo está calculado en unos 47 millones 600 mil dólares.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.