Cuidadores del Parque Nacional Galápagos liberaron a 840 crías de tortuga terrestre de sus nidos en estado silvestre entre marzo y abril en cinco zonas identificadas de la isla Santa Cruz del archipiélago, informó la entidad. En un boletín, el Parque comunicó que previamente guardaparques del centro recorrieron las zonas donde se encontraban 302 nidos identificados a fin de excavar en el interior y ayudar a las crías a salir a la superficie.

“Desde 1960 tenemos activado el programa de monitoreo de tortugas terrestres, los guardaparques reconocen un grupo de nidos donde se colocan piedras y mallas para asegurase de que los animales puedan emerger después de cuatro meses en estado natural”, dijo a la agencia EFE el director del Parque Nacional, Daniel Rueda.

Conservación y protección

Se contabilizaron 268 tortugas que habrían logrado salir del cascarón por sus propios medios, mientras que 193 murieron en el interior del nido, y la institución difundió imágenes que muestran a las crías listas para continuar su proceso de crecimiento. Las tortugas liberadas habitan en el este y oeste de la isla de Santa Cruz y corresponden a las especies Chelonoidis porteri y Chelonoidis donfaustoi, esta última, identificada en 2015, explicó Rueda.

La población de las dos especies es “muy saludable”, según el director del Parque, que el año pasado realizó un censo del número de tortugas Chelonoidis donfaustoi e identificó entre 500 y 600 ejemplares en su estado natural, lo que consideró “muy bueno para el espacio que tienen para desarrollarse”. La liberación de nidos se complementa con el programa de crianza en cautiverio, que consiste en llevar los huevos de las tortugas a la incubadora en el centro de cría para luego reintroducirlas en su habitad natural.

Los galápagos bebés fueron marcados para poder hacer un seguimiento de su estado de salud, crecimiento y desplazamiento, además de realizar censos poblacionales para registrar el desarrollo de la especie en la isla. “Tenemos varios proyectos de restauración de poblaciones de tortugas, sobre todo, en la isla Santa Fe, donde se reintroducen especies que en esta zona eran escasas”, mencionó el director del Parque Nacional.

Los miembros del parque también realizan constantes controles de especies introducidas como cerdos y hormigas, animales que perjudican el proceso de anidación y eclosión de las tortugas gigantes.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.