Reproducirse sin ayuda de los machos es una facultad que tienen muchas especies de animales y plantas, pero siempre hay una excepción a la regla: las libélulas.

Dentro del orden de los insectos, las libélulas suman 5.700 especies distintas, un número similar al de los mamíferos, por tanto un grupo muy pequeño.

Hasta la fecha, nadie encontró un sólo tipo de libelúla hembra que fertilizara sus huevos sin ayuda de sus contrapartes masculinas.

De hembra en hembra

Sin embargo, el hallazgo de un equipo de científicos españoles confirma, por primera vez, la capacidad de una especie de libélula de reproducirse sin ellos, lo que en términos biológicos se denomina partenogénesis.

La libelúla en cuestión pertenece a la especie Ishnura hastata y pone huevos no fertilizados que se desarrollan de manera normal y dan lugar a otra hembra y esta a su vez a otra, según explica el biólogo de la Universidad de Vigo, Adolfo Cordero, una autoridad mundial en el estudio de las libélulas.

El hallazgo se ha realizado en las sucesivas expediciones del equipo del profesor Cordero a las nueve islas atlánticas de Azores (Portugal), situadas a 1.500 kilómetros de distancia de Lisboa.

Sólo en los Azores

La especie, que curiosamente sí se reproduce de formal “normal” en el resto del mundo, tiene presencia en las nueve islas del archipiélago portugués, llevó a considerar a los especialistas 2 hipótesis.

La primera es que llegaran “machos y hembras a las Azores y, por alguna circunstancia que desconocemos, las hembras prescindieran de los machos, es decir, que la partenogénesis sea algo nuevo que haya evolucionado una vez que el animal colonizó el archipiélago”.

La segunda opción es que aterrizaran ya con esa capacidad de reproducción, “lo que parece lo más probable y razonable”.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.