Latinoamérica es el área del mundo en la que se están extinguiendo más especies de anfibios y de reptiles según explicó el investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid (MNCN) Ignacio de la Riva.

De la Riva, quien ha investigado a estos animales en una veintena de países americanos, participa en el XI Congreso luso-español de Herpetología, la ciencia que estudia ambos grupos animales, que se inauguró ayer en Sevilla, España.

Asegura que la situación es de «especial gravedad» en los anfibios suramericanos porque, además de amenazas comunes a otras zonas del planeta, como la pérdida de hábitat por deforestación, la contaminación o el cambio climático sufren la quitridiomicosis, una letal enfermedad infecciosa producida por un hongo.

El hecho de que el continente americano sea «la región con más biodiversidad de anfibios del mundo» explicaría que esta enfermedad afecte «más severamente» en esta zona y que en ella se hayan extinguido ya «decenas» de especies de anfibios en las últimas tres décadas y que otras cientos estén amenazadas.

También el cambio climático

«Para los anfibios latinoamericanos, la situación es muy dramática y para los reptiles todavía está por ver cuál es el efecto del cambio climático, pero parece que ya está afectado a las especies de las zonas de montaña», ha añadido.

Ha subrayado que este creciente ritmo de extinción de anfibios y la falta de un detallado conocimiento de estos animales en Latinoamérica explica que estén desapareciendo especies antes de que puedan ser conocidas por los científicos.

«A nivel mundial estamos describiendo casi mil especies (de anfibios) por década en los últimos tiempos; si además estamos perdiendo muchísimo hábitat por la deforestación, si el cambio global está afectando severamente a muchas especies pues es lógico pensar que muchísimas no las vamos a conocer y se van a extinguir antes de ser descritas», aseguró.

Ha advertido que la extinción de anfibios ocasiona daños que superan la pérdida de la biodiversidad porque muchas de estas especies producen «una enorme cantidad» de productos químicos en su piel y «potentes venenos» que suponen «un enorme potencial farmacológico, conocido por algunas comunidades indígenas» que se pierde con su desaparición.

Fuente: EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.