Los ecologistas advierten que, según las últimas estimaciones, el número total de especies de aves que se encuentran en peligro de extinción se ubica en 1253, lo que significa que un 13% de todas las especies de aves del mundo se hallan hoy amenazadas.

Los datos publicados en la edición 2011 de la “Lista Roja de las aves”, que cada año prepara la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, reflejan una dinámica preocupante. Según comentó Jean-Christophe Vie, vicedirector del programa Global Species adscrito a esta organización, en el último año 13 tipos de aves entraron en la categoría de especie amenazada de este registro. En total, 189 especies se consideran actualmente “en peligro crítico”.

Aumentan las amenazas

Para Rob Clay, director de Conservación de Birdlife International para las Américas, el aumento de las especies amenazadas es muy grave. Según declaraciones de Clay recogidas por la agencia internacional BBC Mundo, la mayoría de los cambios en categorías de riesgo afectan a especies de América Latina y del Caribe, donde tres especies fueron incluidas en el mayor nivel de amenaza (peligro crítico), y cuatro ingresaron en la segunda categoría (riesgo de extinción).

Para el experto este hecho revela que la región es “un foco de extinción a escala global”, donde cada vez se registran más especies amenazadas en comparación con el resto del mundo.

La alta proporción de aves latinoamericanas y caribeñas que engrosan los registros de especies en vías de extinción se debe en parte a que América Latina y el Caribe gozan posiblemente de la mayor biodiversidad del planeta, y al aumento de amenazas como la expansión de la frontera agrícola y urbana, que destruye el hábitat natural de especies locales.

Ecosistemas enfermos

En la lista de especies en pelígro crítico fue incluido este año el turpial de Bahamas (Icterus northropi). Apenas quedan 180 especímenes de este tipo de ave, amenazada por la destrucción de su hábitat y la reciente llegada de una especie de tordo que pone sus huevos en los nidos de otras especies. Otro ejemplo de ave que ya está en peligro crítico es el chochín de Santa Marta (Troglodytes monticola), que habita en la Sierra Nevada de Santa Marta, en Colombia.

Los especialistas advierten que las aves son un gran indicador de la salud de los ecosistemas, y que si cada vez se ven más amenazadas, eso significa que el deterioro de la naturaleza se agudiza.

Fuente: RT, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.