[dropcap]U[/dropcap]na investigación revelaba el pasado año la existencia en la Zona da Mata, en el estado de Minas Gerais, Brasil de cuatro especies de hongos del género Ophiocordyceps que infectaban el cerebro de las hormigas para anular su voluntad como si fueran zombis y enviarlas a la muerte en una fosa común donde las esporas entran en erupción y pueden reproducirse.

Ahora, un equipo internacional de científicos ha descubierto que estos insectos pueden salvarse de tan cruel destino. La investigación revela, por primera vez, cómo una colonia entera es capaz de sobrevivir a los ataques de los hongos. El salvador es, por extraño que parezca, un segundo hongo especializado en atacar al parásito que mata a las hormigas. El estudio aparece publicado en PLoS ONE.

La realidad supera a la ficción

[quote]”En este caso, la biología es más extraña que la ficción”, asegura David Hughes, de la Universidad Estatal de Pensilvania.[/quote]

Los investigadores han descubierto un segundo hongo hiperparásito (un parásito que vive a costa de otro parásito) que, efectivamente, “castra al primer hongo para que no pueda esparcir sus esporas”. De esta forma, menos hormigas se convierten en zombis.

Los científicos observaron detalles hasta ahora desconocidos de las interacciones entre las hormigas y los dos hongos, el “perverso” y el “salvador”. Los científicos ya sabían que las hormigas defienden sus colonias de manera eficiente contra enemigos microscópicos, como las esporas de los hongos, acicalándose entre sí, pero desconocían que tenían un inesperado aliado.

Hongos en guerra

[quote]”Curiosamente, más allá del efecto bien conocido del comportamiento defensivo de las hormigas, nuestra investigación revela el efecto añadido de las acciones de castración de los hongos hiperparásitos, que pueden dar lugar a limitar significativamente la propagación del hongo de las hormigas zombis”, dice Hughes.[/quote]

En el estudio, solo alrededor del 6,5% de los órganos que producen esporas del hongo de las hormigas zombis eran viables y capaces de infectar a las hormigas sanas. Hughes asegura que su equipo está ampliando sus esfuerzos para seguir estudiando “el teatro más emocionante interpretado en el suelo de la selva tropical”.

Fuente: ABC, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.