Un aficionado a la ciencia ha descubierto cerca de la ciudad alemana de Fürstenau un hueso de la especie de foca más antigua de la que se tiene conocimiento, y que tiene entre 45 y 49 millones de años, anunció un portavoz del distrito de Osnabrück, en el noroeste del país.

El hallazgo se produjo hace ya 35 años, pero sólo ahora el paleontólogo Cajus Diedrich, que lleva a cabo excavaciones en la región y descubrió recientemente numerosos dientes de tiburón (depredador natural de las focas), ha analizado la pieza y determinado que pertenece sin lugar a dudas a un esqueleto de foca de aproximadamente esa antigüedad.

No era como pensaban

La especie ha sido bautizada “Praephoca bendullensis” en honor a su descubridor, Jörg Bendull, que actualmente tiene 70 años. Durante la era del eoceno, el mar del Norte se adentraba en territorio de Osnabrück, que actualmente no tiene salida al mar.

El descubrimiento del hueso de foca ha dejado estupefacto al mundo de la ciencia, según el portavoz, ya que hasta el momento los expertos daban por supuesto que los antecesores de las focas se habían desarrollado en lagos y ríos de agua dulce.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.