Según cifras de diversas organizaciones ecologistas, anualmente se pierden 15.000 millones de árboles, muchos de los cuales terminan siendo usados por la industria papelera. La destrucción de bosques nativos para ser sustituidos por plantaciones forestales está acabando con ecosistemas de importancia vital para el planeta en momentos en que el cambio climático se ha vuelto cada vez más evidente.

La humanidad se enfrenta a la pérdida masiva de especies emblemáticas de flora y fauna además de ver severamente afectados los ciclos de producción de agua en diversas regiones.

Adicionalmente la huella de carbono de la producción de papel, incluso el reciclado, está haciendo que muchas empresas reconsideren su uso en aras de encontrar un balance correcto entre sostenibilidad y productividad.

Por ejemplo, la producción de 1 kilogramo de papel reciclado, empezando desde la recolección de residuos hasta su distribución final en establecimientos comerciales, emite un aproximado de 1,8 kg de CO2. Mientras que en la producción mediante fibra virgen la emisión es de 3,3 kg de CO2 por cada kilogramo de papel.

Y este no es el único problema, en la producción de papel se utilizan enormes cantidades de agua y energía e implica el uso de químicos -como el cloro- que contaminan los ecosistemas.

empresas sostenibles

Tecnología al servicio del ambiente

En la actualidad se está popularizando el concepto de «desmaterialización» en muchos entornos corporativos, una práctica que consiste en la creación de un documento digital que viene a sustituir al de papel con la misma validez legal del original.

Mediante esta solución que incluye a pequeñas, medianas y grandes empresas, ya no es necesario manejar enormes volúmenes de documentos en papel, ahora un software se encarga de su correcta gestión aportando grandes beneficios.

A partir de ahora, se puede realizar una gestión de gastos “desmaterializada” con un archivo digital que incluso es menos costoso que el archivo tradicional, incrementando de manera eficiente diversos procesos y servicios, facilitando la diligencia electrónica de documentos contables, recursos humanos y mandatos de distinta índole.

Con este sistema las empresas tienen un mayor control y visibilidad de toda su información contable permitiéndole optimizar procesos y formas de uso, alcanzando el acceso a recibos y facturas en tiempo real gracias al almacenamiento en la nube.

Sin embargo uno de los mayores beneficios que observan los empresarios es la reducción de gastos asociados con el consumo de papel que antes solían ser muy importantes. Para estos emprendedores ya no es necesario reservar un presupuesto para la compra de papel y tinta todas las semanas.

La digitalización de documentos también hace un gran aporte a la productividad de las empresas gracias a la facilidad de uso, ya no se necesitará perder tiempo en búsquedas de documentos, porque gracias a una interfaz de computadora la información contable estará al alcance de un click.

La adopción de un modelo “sin papel” le permitirá al sector empresarial ganar más dinero en el mismo período de tiempo.

De esta manera el uso de tecnologías informáticas ayudará a reducir la huella ecológica de las empresas haciéndolas más sostenibles y capaces de afrontar los retos ambientales del siglo XXI.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.