Las corridas de toros en toda Europa se mantienen vivas gracias a los millones de euros pagados por la UE, afirman los activistas, a pesar de los intentos de los eurodiputados de prohibir los subsidios. La financiación se destina a granjas que crían toros de lidia a través de la política agrícola común (PAC) de la UE, un sistema de larga data de apoyo a las subvenciones al sector.

La Unión de Criadores de Toros de Lidia de España, que representa los intereses de 347 criadores, ha estimado que la prohibición del pago de subvenciones supondría un impacto económico de unos 200 millones de euros al año para el sector en toda Europa.

Complicaciones para eliminar el patrocinio

En 2015, en un movimiento bien recibido por los defensores de los derechos de los animales que describieron las corridas de toros como una “práctica cruel”, los eurodiputados votaron abrumadoramente a favor de bloquear los fondos agrícolas “para la financiación de actividades taurinas letales”.

Sin embargo, más de seis años después, ha habido pocos cambios, con la prohibición anulada por preocupaciones de que modificaría las disposiciones legales de la PAC. Joe Moran, de la organización de defensa de los animales Eurogroup for Animals, dijo: “Si bien estamos completamente de acuerdo con los eurodiputados en su indignación moral y en lo que están tratando de hacer, las vías legales para hacerlo son bastante difíciles. De hecho, diría que son imposibles”.

Eliminar los fondos por completo requeriría que el bienestar animal sea una competencia oficial de la UE, junto con una ley que prohibiría la cría de toros para este propósito o prohibiría las corridas de toros por completo, agregó Moran.

Cada vez son menos populares

Un funcionario de la UE dijo que si bien no había fondos designados específicamente para criar toros de lidia, «no está excluido», y los criadores de toros aún pueden recibir fondos públicos de fondos agrícolas. Desde 2003, las subvenciones agrícolas de la UE se han asignado principalmente a la cantidad de tierra cultivada, más que a la producción o el destino final de los productos.

Los eurodiputados verdes presentaron una enmienda de 2020 a la PAC que pedía que se prohibieran los fondos para el ganado cuyo destino final fuera «la venta para actividades relacionadas con las corridas de toros», pero se abandonó cuando la Comisión Europea, el Consejo de la UE y el parlamento finalizaron la política. El eurodiputado portugués Francisco Guerreiro describió los fondos como “un globo de oxígeno que ayuda continuamente a esta industria a mantenerse a flote”, ya que ha disminuido el número de festivales con toros.

La industria taurina de Europa acumuló pérdidas reportadas de más de 150 millones de euros durante la pandemia de Covid, ya que eventos como el festival de San Fermín de Pamplona fueron cancelados y los toros fueron enviados directamente al matadero. La pandemia golpeó cuando el sector luchaba por recuperarse de la crisis económica de España, que provocó que los municipios con problemas de liquidez detuvieran los festivales con toros. En 2007, un año antes de la crisis financiera, se celebraron 3.651 eventos con toros en toda España. Una década más tarde, el número de eventos se había desplomado a 1.553.

Fuente: https://www.theguardian.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.