[dropcap]L[/dropcap]os dos lagos más grandes del Caribe, el Enriquillo (República Dominicana) y el Azuei (Haití), han visto descender su salinidad y han experimentado una rápida elevación en los últimos 10 años de 11,5 y 5 metros, respectivamente, que ha causado fuertes inundaciones en las tierras fértiles que los rodean y el desplazamiento de pobladores.

Investigadores del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) y del City College de Nueva York (CCNY) han completado una batimetría digital detallada de ambos lagos que presenta el mapa virtual del fondo y permite tener una idea precisa de qué cantidad de agua han ganado los lagos desde que comenzaron a crecer en 2003 a niveles «sin precedentes».

 photo lagocaribe.jpg

Reducción de niveles de salinidad

El Lago Enriquillo, junto al Mar Muerto, es de los pocos del mundo que se encuentra por debajo del nivel del mar. Según explica Jorge González, experto del CCNY, otro de los fenómenos que está experimentando el Lago Enriquillo (unos 260 kilómetros al oeste de Santo Domingo) es el de su rápida pérdida de salinidad.

Los datos indican, además, que los niveles de salinidad de Enriquillo se han reducido en más de 75 ppm (partes por mil) a alrededor de 20 ppm, equivalente a agua dulce, según revela González. Además ha ganado en volumen de agua, 3,53 kilómetros cúbicos, su superficie ha crecido 1,2 veces de 2003 a 2013 y ha inundado alrededor de 150 kilómetros cuadrados de tierras fértiles.

El Gobierno dominicano ya tiene en marcha varios proyectos de construcción de viviendas para albergar a las familias que se han visto obligadas a desplazarse por esta subida.

 photo lagocaribe3.jpg

Balance hídrico

La batimetría ahora completada, según Cándido Quintana, uno de los investigadores del INTEC, es de suma importancia para establecer balances hídricos precisos de los lagos, una medida neta de la cantidad de agua de entrada y salida, necesaria para determinar las causas de las crecidas.

Con este avance, los investigadores están en condiciones de anticipar de manera más precisa cuánto más podrían aumentar en el futuro los lagos. Los expertos han instalado una red de sensores climáticos para seguir de cerca el clima en distintas localidades de la provincia Independencia, donde se encuentra el Lago Enriquillo (junto a la provincia de Bahoruco).

Los equipos, que han sido instalados en 21 puntos desde 2011 por investigadores y estudiantes de INTEC y CCNY, el Ministerio de Medio Ambiente y la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), analizan variables climáticas en unas 20 localidades de la zona del lago.

 photo lagocaribe2.jpg

Aumento de temperaturas

Los equipos miden las variables de precipitación, precipitación de la niebla, temperatura, humedad relativa, humedad del suelo, irradiación solar, evaporación, velocidad del viento, presión atmosférica, salinidad y nivel de los lagos, entre otros indicadores, según la localidad.

Los análisis de datos de esta red han revelado la magnitud de la producción de agua en las sierras, que se desconocía hasta el momento y que está contribuyendo al crecimiento de los lagos.

Entre las hipótesis sobre los factores que están contribuyendo a la subida del nivel de estos lagos se encuentra el aumento de las temperaturas en el Caribe que ha producido un incremento de contenido húmedo en la zona y una reducción en la capacidad de evaporación de los lagos que resulta en el aumento de los niveles de agua.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.