Un equipo internacional de geólogos determinó el entorno adecuado donde surgió la vida en la Tierra hace unos cuatro mil millones de años: en los volcanes de lodo de Isua, en el suroeste de Groenlandia.

En ese sitio la composición química de las rocas pudo proporcionar el ambiente propicio para la formación de las biomoléculas, destacan los científicos en la más reciente edición de Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias.

Fumadores negros

Investigaciones previas demostraban que la vida surgió cerca de respiraderos hidrotermales, situados en el fondo del océano, conocidos como fumadores negros por estar rodeados por densas nubes de humo oscuro.

Esas zonas tienen la ventaja de ser muy ricas en hidrógeno, metano y amonio, pero también son muy ácidas, lo que perjudica la aparición de la vida, explican en su artículo.


Ahora los académicos de la Universidad francesa de Lyon, estudiaron la serpentinita, un mineral verde oscuro originado en los volcanes de Isua, de tres mil 800 millones de años, que se forma cuando se infiltra el agua de mar en el manto superior de la Tierra, a profundidades de unos 200 kilómetros en las zonas de subducción.

Esas rocas, que también a menudo se encuentran en las paredes de las fuentes hidrotermales, son favorables para la estabilización de aminoácidos y podrían jugar un papel importante en la aparición de las primeras moléculas orgánicas, destacan los investigadores en su artículo.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.