El fenómeno, de una extensión aproximada de 80 kilómetros, se desplazó por el desierto hacia el sur de la ciudad y descendió en el valle durante la noche.

El virtual muro de arena se desplazó por el desierto hacia el sur de la ciudad y descendió en el valle al anochecer.


El Servicio Meteorológico Nacional dijo que al mismo tiempo había vientos intensos con ráfagas de al menos 100 kilómetros por hora que se dirigían al noroeste y pegaban en Phoenix, así como en las ciudades de Avondale, Tempe y Scottsdale.

Fuente: BBC, CNN, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.