[dropcap]U[/dropcap]n equipo internacional de astrónomos ha estimado, por primera vez, el número de planetas rocosos no mucho mayores que el nuestro que orbitan en nuestra galaxia alrededor de enanas rojas, las estrellas más comunes.

Los resultados no pueden ser más impactantes. Los astrónomos que trabajan con el instrumento HARPS en el Observatorio del Sur de Europa (ESO por sus siglas en ingles) instalado en La Silla, Chile, creen que debe de haber decenas de miles de millones de planetas de este tipo, llamados supertierras, solo en la Vía Láctea, y que probablemente haya cerca de una centena en las vecindades del Sistema Solar, a distancias menores de 30 años luz y lo más importante es que se encuentran en la zona de habitabilidad de su estrella, es decir, a la distancia adecuada como para que la existencia de agua líquida sea posible y, quién sabe, quizás también la vida.

Supertierras

Específicamente, los planetas que tienen a varios astrónomos muy emocionados son llamados supertierras, cuyo nombre se debe a que pueden tener hasta 10 veces más masa que nuestro planeta. Es una distinción importante porque algunos científicos creen que estas supertierras tienen una mejor oportunidad de ser habitables que los planetas del tamaño de nuestra Tierra.

Aun así, los científicos no han concluido qué significa “habitable” en este contexto. Sara Seager, profesora de Ciencias Planetarias y Físicas en el Instituto Tecnológico de Massachusetts en Estados Unidos, dijo a la agencia internacional CNN que aunque el resultado del observatorio es emocionante, hay mucho trabajo por hacer.

Dado que una supertierra tiene una atmósfera más grande que la Tierra, este planeta sería mucho más caliente que el nuestro y es probable que no haya agua líquida en la superficie.

Xavier Bonfilis, del Observatorio de Ciencias de la Universidad de Grenoble, en Francia, dijo en un comunicado que estas nuevas observaciones indican que el 40% de las enanas rojas tienen planetas rocosos orbitando en zonas habitables. Nuestro Sol es una estrella caliente de tipo G V, o enana amarilla, y es del doble de tamaño que una enana roja.

Más comunes de lo que se pensaba

El 80% de las estrellas en la Vía Láctea son enanas rojas (también conocidas como estrellas de clase M), lo que lleva a la conclusión de que miles de millones de planetas rocosos existen en zonas habitables en nuestra galaxia. Los Júpiter y Saturnos de nuestra galaxia, que son gigantes masivos y gaseosos, son más raros que las enanas rojas.

El equipo de HARPS analizó durante un periodo de seis años una muestra cuidadosamente seleccionada de los cielos australes, en la que aparecían 102 estrellas enanas rojas. Se hallaron un total de nueve supertierras (planetas con masas de entre una y diez veces la masa de la Tierra), incluyendo dos en la zona de habitabilidad de Gliese 581 y Gliese 667 C respectivamente. Los astrónomos pudieron estimar su peso y la distancia a la estrella anfitriona en torno a la cual orbitaban.

Combinando todos los datos, el equipo descubrió que la frecuencia de la presencia de supertierras en la zona de habitabilidad es de un 41% en un rango que va de un 28% a un 95%.

[quote]“Estamos seguros, debido a que existen miles de millones de estrellas únicamente en nuestra galaxia, y porque la formación de los planetas es un proceso aleatorio, que muchas estrellas terminarán siendo planetas habitables”, dijo Sara Seager.[/quote]

El siguiente paso para el equipo del observatorio ESO, es identificar más supertierras usando HARPS y otros instrumentos, para estudiar sus atmósferas y buscar vida.

Fuente: CNN, ABC, Agencias

1 COMENTARIO

  1. Ahora bien, en base a esta información aquella teoría que establece la existencia de formas de vida en planetas diferentes al nuestro se hace cada vez mas cierta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.