El primer ministro japonés, Naoto Kan, ha reprendido a varios ejecutivos de la compañía eléctrica que gestiona la central -Tokyo Electric Power Co. (Tepco)) por haber tardado demasiado tiempo en informarle de que se había producido la última explosión en un reactor de Fukushima 1. “¿Qué demonios está pasando?”, les preguntó Kan, según Kyodo. “La televisión ha informado de una explosión, pero durante una hora no se ha dicho nada a la oficina del primer ministro”, añadió.

La situación tras el accidente nuclear en la central de Fukushima está “fuera de control”. Así lo ha estimado el comisario europeo de Energía, Günther Öttinger, quien hoy ha mantenido una reunión en Bruselas con responsables gubernamentales, representantes del sector y expertos. “Hay quienes hablan de ‘apocalipsis’ y la palabra me parece muy apropiada” -ha dicho Öttinger – “no excluyo lo peor para las próximas horas o días”.

La alarma de un desastre nuclear sigue creciendo en torno a la planta de Fukushima Daiichi, afectada en cuatro de sus seis reactores por el terremoto que devastó el país el viernes. La situación se agravó anoche tras un incendio en el reactor 4, que ya está controlado, y una explosión en el número 2.

Contención primaria dañada

La situación en ese reactor es la más preocupante, ya que según ha informado el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) la contención primaria puede haber resultado dañada, una posibilidad que ya fue discutida en las horas posteriores a la explosión pero que descartó en un primer momento la agencia nuclear japonesa, contrariamente a la información que ha transmitido luego al organismo de Naciones Unidas.

Con el contenedor primario aparentemente dañado, el riesgo proviene de un posible fusión del núcleo del reactor 2. Ese riesgo sigue existiendo porque el agua utilizada para rebajar la temperatura en el interior no alcanzaba ayer a cubrir las barras de uranio. Con el aumento de temperatura, el agua destinada a refrigerar estaba sufriendo el efecto contrario y había empezado a hervir, según informaba la agencia de noticias Kyodo.

Pese a esto, Japón ha informado a la ONU de que los niveles de radioactividad en la puerta de la central están descendiendo: llegaron a estar en niveles muy peligrosos tras la explosión y el incendio de ayer, pero en seis horas bajaron hasta alcanzar cifras normales, siempre según la información que el Gobierno japonés proporciona al OIEA.

Continúan las réplicas

La agencia de la ONU ha informado también que se ha establecido una zona de exclusión aérea sobre la central que afecta a un perímetro de 30 kilómetros de radio. Es la misma área en la que las autoridades japonesas recomiendan a sus ciudadanos no salir de casa (en un perímetro de 20 kilómetros han sido evacuados).

Además, la Agencia de Seguridad Nuclear japonesa (NISA, por sus siglas en inglés) ha confirmado que el incendio ha dejado dos agujeros de ocho metros en un muro del edificio del reactor 4. Mientras tanto, la zona continúa viviendo réplicas del temblor. Fukushima ha vivido hoy una réplica de magnitud 6,3. Desde el viernes, se han producido cientos de réplicas del grave terremoto.

La radiación en los alrededores de la central ha llegado a sobrepasar diez mil veces los límites legales. La situación ha generado una gran preocupación en el país; con los locutores de televisión repitiendo mensajes destinados a los habitantes más próximos a la central: “Cierren las ventanas, no utilicen sistemas de ventilación y tiendan la ropa en casa”.

Unas 200.000 dosis de yodo (que ayudan a proteger la glándula tiroides de los efectos de la radiación) se han repartido ya entre la población. Mientras, la Embajada francesa en Japón ha recomendado a sus ciudadanos que vivan en Tokio que no salgan al exterior, porque el viento que sopla hacia la capital podría arrastrar hasta allí las partículas radioactivas, y EE UU ha anunciado que alejará aún más a sus soldados (ayer ya separó a la Séptima Flota del litoral) cuando no estén participando en las labores de emergencia. Durante el día de hoy ya se habían detectado pequeñas cantidades de radiación en Tokio, alertó Kyodo.

Fuente: El País, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.