Desde hoy, gracias al Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Corantioquia, la Universidad CES, la Alcaldía de Amalfi y el Parque de la Conservación – antiguo zoológico-, la primera felina silvestre albina, avistada y posteriormente rescatada el pasado mes de noviembre de una zona rural del municipio de Amalfi, vivirá y continuará con su proceso de recuperación desde el Parque de la Conservación en Medellín.

Si bien el objetivo misional del convenio de fauna silvestre entre el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Corantioquia y la Universidad CES, es hacer posible que los animales silvestres vivan en libertad, en el caso de esta felina albina, debido a sus condiciones de salud y readaptación, no será posible devolverla a su hábitat natural y por ello, el Parque de la Conservación la recibió recientemente.

Conservación de ejemplares en situación especial

Para el caso de esta felina silvestre albina, que se cree que es un yaguarundí (Puma yagouaroundi), y como sucede con todos los individuos recuperados, el equipo de biólogos y médicos veterinarios del convenio realizó una evaluación técnica para determinar si dicho individuo podría desarrollar su vida normal y cumplir todas las funciones biológicas como cazar, defenderse de sus depredadores, resistir las enfermedades, encontrar refugio, y reproducirse.

El análisis y la respuesta fue que, dada su inusual mutación genética, posiblemente no sobreviviría por sí misma en el medio silvestre. De acuerdo a lo anterior, y siguiendo los lineamientos de la Resolución 2064, que orienta las acciones de las autoridades ambientales en estos casos y estipula que los animales recuperados que no puedan ser liberados podrán ser entregados a instituciones tenedoras de fauna en cautiverio, se toma la decisión de entregar la felina al Parque de la Conservación.

La felina ha nacido despojada de su coloración natural, por lo que se le dificulta camuflarse en su entorno. Esto la hace más vulnerable a sus depredadores, y disminuye su habilidad para cazar. Al no producir melanina, la piel es vulnerable a los rayos dañinos del sol y puede desarrollar quemaduras solares y cáncer de piel.

Felina silvestre albina

Vulnerable en el medio natural

Su condición la hace más susceptible a problemas de visión, pues sus ojos carecen de la protección natural del iris y son por lo tanto, muy sensibles a la luz. Esto hace que no pueda desplazarse de forma segura en su entorno, y que se le dificulte hallar y atrapar sus presas.

Al ser el albinismo un gen recesivo, la felina puede estar expresando también otras mutaciones dañinas en su cuerpo que la hacen vulnerable a las enfermedades y los desafíos propios del medio natural. Ella, una cachorra entre 8 y 12 semanas, no podría sobrevivir en su medio natural con su condición de albinismo.


Es así como las instituciones de conservación como los zoológicos, bioparques y, en este caso, el Parque de la Conservación, son de gran importancia porque cuentan con el personal capacitado y poseen el conocimiento especializado para brindarles bienestar y darles a los individuos una segunda oportunidad.

Fuente: https://www.metropol.gov.co/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.