Sin pensarlo mucho, una osa polar nadó sin descanso durante nueve días para encontrar comida. Fueron, en total, 687 kilómetros y 232 horas sin parar hasta llegar a un bloque de hielo en el que descansar por un tiempo.

El seguimiento, publicado en la revista especializada Polar Biology, fue documentado por investigadores del Servicio Geológico de Estados Unidos y constituye el primer viaje completo de un oso polar (Ursus maritimus) en el mar de Beaufort (Alaska).

232 horas continuas

«Nadó de forma continua durante 232 horas y atravesó 687 km de aguas gélidas, con una temperatura de entre 2º y 6ºC», asegura el zoólogo George M. Durner. Para seguir sus movimientos -durante 12 meses- los científicos le había colocado un dispositivo GPS a la osa para determinar el tiempo que estaba en el agua y a qué temperatura.

La osa pudo hacer el viaje. Pero el costo fue muy alto. «Perdió el 22% de su grasa corporal y a su cachorro de un año», señala el zoólogo.

Sobreviviendo al límite

Los osos polares viven dentro del Círculo Polar Ártico. Su dieta, basada en focas y muy rica en calorías, les permite sobrevivir en temperaturas heladas. Y cazan a sus presas en mares helados. Pero su hábitat cambia de acuerdo con la temperatura.

«Su dependencia del hielo los vuelve, potencialmente, uno de los mamíferos que corren más peligro de extinción por el cambio climático», asegura el investigador, en declaraciones recogidas por la BBC. Además, está incluido en la lista roja de especies vulnerables de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Los osos pasan la mayor parte del tiempo en la superficie del hielo, por lo que «es muy sorprendente que puedan nadar de forma ininterrumpida en aguas tan frías» añade Durner. La explicación, según los expertos, es que los animales han podido desarrollar una resistencia extrema como consecuencia del cambio climático, ya que el derretimiento de los hielos les obliga a nadar distancias mayores entre el continente y las plataformas de hielo.

Fuente: RVTE, Agencias

1 COMENTARIO

  1. La Palabra de Dios,es decir la BIBLIA, NOS DICE EN EL LIBRO DE ROMANOS QUE LA CREACIÓN GIME A UNA.LO VEMOS CON NUESTROS PROPIOS OJOS Y LO SENTIMOS CON NUESTROS SENTIDOS.TODO LO QUE OCURRE ES POR CAUSA DEL PECADO DEL SER HUMANO Y LA SOLUCIÓN PARA EL ES ACEPTAR A CRISTO COMO SALVADOR Y SEÑOR PERSONAL.LAMENTABLEMENTE LAS CONSECUENCIAS DEL PECADO RECAEN EN LAS CRIATURAS Y EN EL AMBIENTE DE TODA LA TIERRA;ES MUY POCO LO QUE PODEMOS HACER PERO HAY QUE HACERLO,SALVAR LO QUE SE PUEDA DE CRIATURAS TAN ESPECIALES QUE DIOS HIZO.NO NOS RINDAMOS AL MAL LUCHEMOS HACIENDO BIEN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.