La lluvia reemplazará a la nieve como la precipitación más común del Ártico a medida que la crisis climática calienta la capa de hielo del norte del planeta, según una investigación.

Hoy, cae más nieve en el Ártico que lluvia. Pero esto se revertirá, sugiere el estudio, ya que toda la tierra de la región y casi todos sus mares recibirán más lluvia que nieve antes de fin de siglo si el mundo se calienta en 3°C. Las promesas hechas por las naciones en la reciente cumbre de la COP26 podrían mantener el aumento de la temperatura en un aún desastroso 2,4°C, pero solo si se cumplen estas promesas.

Desequilibrio ecológico

Incluso si el aumento de la temperatura global se mantiene en 1,5° C o 2° C, las áreas de Groenlandia y el Mar de Noruega seguirán dominadas por la lluvia. Los científicos se sorprendieron en agosto cuando la lluvia cayó sobre la cima de la enorme capa de hielo de Groenlandia por primera vez registrada.

La investigación utilizó los últimos modelos climáticos, que mostraron que el cambio de la nieve a la lluvia ocurrirá décadas más rápido de lo estimado anteriormente, y el otoño mostrará los cambios estacionales más dramáticos. Por ejemplo, descubrió que el Ártico central estará dominado por la lluvia en otoño para 2060 o 2070 si no se reducen las emisiones de carbono, en lugar de para 2090 como se predijo en modelos anteriores.

Las implicaciones de un cambio fueron «profundas», dijeron los investigadores, desde la aceleración del calentamiento global y el aumento del nivel del mar hasta el derretimiento del permafrost, el hundimiento de carreteras y la hambruna masiva de renos y caribúes en la región. Los científicos creen que el rápido calentamiento en el Ártico también puede estar aumentando los eventos climáticos extremos como inundaciones y olas de calor en Europa, Asia y América del Norte al cambiar la corriente en chorro.

«Lo que sucede en el Ártico no se queda allí», dijo Michelle McCrystall de la Universidad de Manitoba en Canadá, quien dirigió la nueva investigación. “Podría pensar que el Ártico está muy alejado de su vida cotidiana, pero de hecho las temperaturas allí se han calentado tanto que [tendrá] un impacto más al sur».

Desastre climático

“En el Ártico central, donde se imagina que debería haber nevadas durante todo el período otoñal, en realidad estamos viendo una transición más temprana a las lluvias. Eso tendrá enormes implicaciones. El Ártico, que tiene nevadas muy fuertes, es realmente importante para todo en esa región y también para el clima global, porque refleja mucha luz solar”.

Los científicos ya están de acuerdo en que las precipitaciones aumentarán significativamente en el Ártico en el futuro, a medida que se evapore más agua de mares cada vez más cálidos y sin hielo. Pero la investigación, publicada en la revista Nature Communications, encontró que esto estaría enormemente dominado por la lluvia, que se triplicará con creces en otoño para 2100 si no se reducen las emisiones.

La nieve es importante en la producción de hielo marino cada invierno, por lo que menos nieve significa menos hielo y más calor absorbido por los océanos abiertos. La investigación muestra que las lluvias aumentan en la costa sur de Groenlandia. Esto podría acelerar aún más el deslizamiento de los glaciares hacia el océano y el consiguiente aumento del nivel del mar que amenaza muchas áreas costeras.

Los científicos concluyeron: “Se prevé que la transición de un Ártico dominado por la nieve a la lluvia en verano y otoño ocurra décadas antes y en un nivel más bajo de calentamiento global, potencialmente por debajo de 1,5 ° C, con profundos impactos climáticos, ecosistémicos y socioeconómicos”.

Fuente: https://www.theguardian.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.