Partidarios y detractores de las fiestas taurinas en la India reavivan sus disputas con la reciente inclusión del toro entre los animales protegidos, lo que impide que ese tipo de festejos salgan de la clandestinidad.

Desde hace un mes, el toro forma parte de la lista de animales – junto al oso, el mono, el tigre, la pantera y el león- que está prohibido «exhibir o entrenar para espectáculos», según expresa la notificación que amplía la ley contra el maltrato de animales.

¿Taurinos en la India?

Este tipo de festejos se localizan en ciertos bastiones taurinos a lo largo y ancho de la India, como el «dhirio», en la ex colonia portuguesa de Goa -en el oeste-, o el «jallikattu», en el estado sureño de Tamil Nadu. El «dhirio» consiste, a la manera de las peleas de gallos, en una lucha entre dos toros y el «jallikattu» es el espectáculo principal de una festividad anual llamada Pongal, en la que los participantes deben atrapar con las manos un astado bravo.

La FIAPO (Federación de organizaciones protectoras de animales de la India) aplaudió a través de un comunicado la decisión del Gobierno indio de «prohibir el uso de los toros en espectáculos».


Tradición «milenaria»

Hasta su prohibición, el «dhirio» era uno de los pasatiempos preferidos de fin de semana para cientos de familias de esta región india, espectáculo al que acudían para divertirse mayores y jóvenes y donde las apuestas eran habituales y que según algunos es una práctica milenaria.

Pero la prohibición no ha hecho desaparecer esta práctica y en internet resulta sencillo encontrar vídeos caseros, generalmente con imágenes tomadas del teléfono móvil, que atestiguan que los combates entre toros siguen celebrándose en la clandestinidad.

«Durante los combates, los toros son usados como soldados que deben luchar por su supervivencia, es algo atroz», explicó a la agencia EFE Dawn William, el director regional de una de las organizaciones cabecera de FIAPO, Blue Cross.

No tiene que ver con la religión

«Todos aquellos que quieran usar los toros en espectáculos deberían seguir la opinión de la mayoría, que está en contra de todo esto. Uno no puede hacer lo que le venga en gana», recalcó William en referencia a Sardinha.

La prohibición «No está relacionada únicamente con la religión hindú, sino con todas las religiones. Dios creó el universo y a los animales, y nunca dijo que los matemos. Deberíamos preocuparnos de todos los animales y no sólo de los de la especie humana», explicó Dawn.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.