[dropcap]E[/dropcap]l agua podría ser motivo de conflictos regionales, inestabilidad política u objetivo de atentados terroristas a partir de 2022, según indica un informe publicado hoy por el Consejo Nacional de Inteligencia de Estados Unidos (NIC, por sus siglas en inglés) con motivo del Día Mundial del Agua.

El NIC, formado por las principales agencias de inteligencia estadounidenses, alerta que aunque el riesgo de los problemas relacionados con el agua en la próxima década será «mínimo» creará tensiones entre estados y amenazará con desestabilizar mercados nacionales y globales.

Países en tensión

Según el informe, a partir de 2022 la escasez de agua se agudizará y las reservas acumuladas en cuencas compartidas podrán ser utilizadas cada vez más como arma política o para impulsar objetivos terroristas señalando como focos susceptibles las zonas de Oriente Próximo, el norte de África y el sur de Asia.

Las tensiones sociales, los problemas de liderazgo o la existencia de gobiernos débiles podrían, junto con factores meteorológicos como el aumento de inundaciones y la sequía, llevar a un agotamiento de la voluntad para negociar soluciones pacíficas en los estados más pobres.

[quote]El informe predice que los terroristas podrían amenazar con atacar infraestructuras, como reservas y presas de agua, y que el miedo a las inundaciones «alarmará a la población y llevará a los gobiernos a tomar medidas costosas para proteger las infraestructuras del agua».[/quote]

Hillary Clinton secretaria de Estado de EEUU y quien además encargó este estudio hace un año, advirtió que ningún país, por muy desarrollado que esté, es inmune a los retos que supone la escasez de agua, el informe indica que en estados empobrecidos este será un problema especialmente grave.

Fuente: RT, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.