Los icebergs fertilizan las aguas por las que transitan y promueven que las algas que se encuentran en su área de influencia absorban mayor cantidad de dióxido de carbono, según un estudio en el que participa el Instituto de Investigación del Acuario de la Bahía de Monterrey, California (MBARI).

La investigación concluye que el papel de los icebergs es fundamental a la hora de determinar cuánto dióxido de carbono de la atmósfera pueden absorber las algas y, a su vez, distribuirlo por el océano.

Modelos climáticos

«A partir de ahora habrá que investigar en profundidad las implicaciones que tiene este descubrimiento para los modelos globales del clima», afirma el biólogo marino del MBARI, Ken Smith.

Los bloques que se desprenden de las plataformas de hielo, y que son arrastrado por las corrientes marinas, suelen estar enriquecidos con sedimentos de hierro procedente de la tierra. En sus travesías dispersan estos componentes por el océano y fertilizan sus aguas, lo que favorece el crecimiento de algas microscópicas.

Al mismo tiempo, el nivel de clorofila de las aguas se incrementa y hace que el porcentaje de absorción de dióxido de carbono sea mucho mayor. Según el equipo de investigación, estos descubrimientos confirman la teoría de que los icebergs son «oasis de nutrientes para la vida acuática y no elementos pasivos del Antártico».

La investigación muestra que los icebergs son importantes tanto para el ecosistema marino como para el ciclo global de carbono. Para llegar a esta conclusión, los científicos han seguido la evolución de los bloques de hielo y las aguas por las que pasaban en periodos de 3 meses durante 2005, 2008 y 2009.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.