Piero Temperato, un hombre italiano que pensaba que su perra iba a morir de forma inminente, se ha vuelto viral esta semana por el bonito gesto que tuvo hace tres años con su perrita Greta, que no se podía mover por sí sola y a la que le habían dado pocas semanas de vida: la llevó a la playa en la que había jugado tantas veces para que pudiera verla por última vez.

Al pensar que los pronósticos de los veterinarios se iban a cumplir decidió acercarla al mar. Ya estaba muy mal y apenas se podía mover por lo que la trasladó hasta la arena en cama. Tapada con una manta, pudo estar en un lugar donde disfrutó tras ser rescatada de una perrera, donde pasó nueve de los 14 años que vivió. 

“Si pudiera te pediría que renacieras otra vez”

«Soy un loco por haberte traído hasta aquí en tu condición… pero quería regalarte otra emoción, porque sé que a ti te encanta ver la inmensidad del mar», escribió Temperato a modo de una despedida que tardó dos años en producirse. «Si pudiera te pediría que renacieras otra vez, y luego otra vez hasta el final de mis días. No de los tuyos», escribió Temperato en su perfil de Facebook cuando se perrita, que acabó viviendo un par de años más, parecía que iba a morir a finales de 2018.

«Me has mejorado y te estaré agradecido por siempre. Si pudiera haría cualquier cosa por ti», aseguró en el mismo post el dueño de Greta, muy afectado por la aparente inminente pérdida de su perra.

A día de hoy, pese a que han pasado tres años desde la muerte de Greta, su dueño sigue compartiendo habitualmente publicaciones en las que recuerda a Greta y se consuela pensando en que ahora está jugando «más allá del arcoíris» junto a otros perros.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.