La deforestación en la selva amazónica de Brasil aumentó levemente en septiembre con respecto al año anterior, mostraron el viernes datos satelitales preliminares, mientras el presidente Jair Bolsonaro asegura que cumplirá su promesa de eliminar la tala ilegal de bosques.

Los datos de la agencia nacional de investigación espacial Inpe mostraron que alrededor de 985 kilómetros cuadrados de bosque fueron talados el mes pasado, un 2% más que en septiembre de 2020.

Uso de datos viejos genera confusión

De enero a septiembre, la deforestación bajó menos del 1% a aproximadamente 7.011 kilómetros cuadrados, un área casi nueve veces el tamaño de la ciudad de Nueva York. El vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, utilizó datos antiguos el viernes para argumentar que su gobierno estaba combatiendo con éxito la deforestación.

Señaló datos preliminares que muestran que la deforestación cayó un 5% entre agosto de 2020 y julio de 2021, destacando una mejora informada por primera vez en agosto. Bolsonaro ha sido severamente criticado por activistas ambientales y algunos líderes mundiales por el aumento de la deforestación durante su presidencia a un nivel no visto en más de una década.

Sus pedidos de más agricultura y minería en el Amazonas han envalentonado a los madereros ilegales y a los invasores de tierras protegidas. En una cumbre del Día de la Tierra en la Casa Blanca y nuevamente en la Asamblea General de la ONU el mes pasado, Bolsonaro prometió poner fin a la deforestación ilegal en Brasil para 2030.

Fuente: https://www.reuters.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.