Hace pocas semanas se conocía la triste noticia de la desaparición del rinoceronte de Java en Vietnam y ahora el rinoceronte negro de África (Diceros bicornis longipesse), se suma a la lista de especies extintas como consecuencia de la cacería ilegal.

La información fue suministrada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), en su informe anual “la Lista Roja”.

En peligro crítico

Otra subespecie de rinoceronte blanco en África central (Ceratotherium simum cottoni) se encuentra “al borde de la extinción” mientras que el rinoceronte de Java (Rhinoceros sondaicus) sobrevive solamente en una pequeña población de 50 individuos en Indonesia.

La Lista Roja contiene este año más especies amenazadas que nunca y la IUCN, estima que a pesar de los esfuerzos de conservación, al menos el 25% de los mamíferos están en peligro de extinción.

Medidas de seguridad

Los cuernos de este animal son preciados para la medicina tradicional china y pueden alcanzar en el mercado ilegal hasta 30.000 dólares.

Para los cazadores “es como si los rinocerontes llevaran un cuerno de oro y por eso para protegerlos se requiere un grado muy alto de seguridad”, dijo a la agencia internacional BBC Simon Stuart, de la Comisión de Supervivencia de Especies del IUCN.

La desaparición constatada de subespecies en África y Asia “ocurrió desafortunadamente en lugares donde no se implementaron las medidas necesarias de seguridad”.

Responsabilidad humana

La falta de control adecuado fue precisamente uno de los principales factores responsables de la extinción del rinoceronte de Java en el parque Cat Tien en Vietnam, donde el último individuo fue hallado en 2010 con el cuerno cortado y disparos en las patas.

Todas las especies de rinocerontes actuales están en peligro de extinción: el blanco y el negro -ambos originarios de África-, el indio de un sólo cuerno, el de Sumatra de dos cuernos y el de Java.

Fuente: BBC, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.