El mundo busca activamente los modos de progresar sin las fuentes de energía tradicionales y de reciclar desperdicios. Un grupo de científicos australianos han logrado unificar ambas cosas: obtener combustible a partir de desechos vegetales.

Según el presidente de la empresa Licella, con la nueva tecnología basta sólo una media hora para convertir desechos en “alimento para las máquinas”.

Tecnología “única en el mundo”

“El método permite producir el combustible de modo más rápido, más puro y más beneficioso”, dice el directivo. En este momento la nueva tecnología es única en todo el mundo. Los resultados de las investigaciones de la empresa interesan a algunas grandes compañías. Por ejemplo Virgin, el conglomerado australiano que cuenta con una operadora aérea entre sus múltiples empresas, se habría mostrado interesado en usar este combustible.


Licella planea organizar una gran producción de su combustible en Australia y Nueva Zelanda y fabricar gasolina y fueloil.

Fuente: RT, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.