[dropcap]U[/dropcap]na misión de exploración de acuíferos de la UNESCO ha localizado reservas de agua en la región de Turkana, en el árido norte de Kenia, con capacidad para abastecer el país durante 70 años. El hallazgo de los acuíferos se produce en un país con una población de 41 millones de personas, de los que 17 carecen de acceso a agua potable, precisó la UNESCO en un comunicado.

Fruto de un proyecto de cartografía de aguas subterráneas liderado por la UNESCO, en colaboración con el Gobierno de Kenia y con el apoyo financiero de Japón, el anuncio se realizó a mediados de septiembre en una conferencia sobre seguridad hídrica en Nairobi.

 photo kenia3.jpg

200.000 millones de metros cúbicos de agua

El Programa de Investigación de Recursos Acuáticos Subterráneos para la Mitigación de la Sequía en África (Gridmap, por sus siglas inglesas) ha descubierto dos grandes acuíferos, en las cuencas de Lotikipi y Lodwar. El acuífero de Lotikipi está ubicado al oeste del lago Turkana, el mayor lago permanente en un desierto del mundo.

Lotikipi podría aumentar las reservas estratégicas de agua de Kenia lo suficiente como para abastecer el país durante 70 años, según el Ejecutivo. La capacidad de este depósito se estima en 200.000 millones de metros cúbicos de agua, que incrementarían las reservas de agua del país africano en un 900%.

El segundo acuífero, de menor tamaño, garantizará unas reservas estratégicas a Lodwar, la capital de la región de Turkana, para su desarrollo. La misión ha identificado otros tres acuíferos en otras áreas de Turkana, si bien todavía no han sido confirmados mediante perforación.

 photo kenia1.jpg

Garantía de futuro

La ministra keniana de Medio Ambiente, Agua y Recursos Naturales, Judi Wakhungu, destacó en la presentación de la investigación que los resultados suponen “un descubrimiento científico crítico” para su país. “Esta cantidad de agua recién descubierta abre la puerta a un futuro más próspero para el pueblo de Turkana y la nación en su conjunto”, aseveró.

Los depósitos de agua fueron detectados mediante una nueva tecnología de exploración por satélite, que combina métodos de detección sísmica, subterránea y de exploración de aguas subterráneas en grandes áreas en períodos cortos de tiempo. Turkana, región fronteriza con Uganda, Sudán del Sur y Etiopía, se ve a menudo azotada por la sequía y el hambre.

Dedicada en gran parte al pastoreo, la comunidad local alertaba recientemente que las perforaciones de petróleo en la región había afectado a los pastos y podrían diezmar el ganado.

Fuente: EFEVERDE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.