Japón ha anunciado que analizará todo el arroz que se coseche este año en la región cercana  a la averiada planta nuclear de Fukushima para garantizar la fiabilidad del producto y evitar la venta de granos con restos radiactivos.

Ello será posible gracias a un fondo especial que cubrirá subsidios para que las cooperativas agrícolas y los distribuidores adquieran equipos de alta precisión capaces de detectar la radiación en el cereal.

Análisis exhaustivo

La administración de Fukushima calcula que será necesario instalar más de 100 instrumentos de medición en toda la provincia. Cada uno de estos dispositivos incluirá una cinta transportadora que permitirá analizar rápidamente todo el cereal y que cuesta en torno a 155.000 dólares.

También se pretende incluir en cada bolsa que se comercialice un código de barras para que los consumidores puedan verificar los resultados de los análisis en Internet al introducir los dígitos correspondientes.

El gobierno tiene previsto además rebajar a partir de abril el límite máximo permitido de cesio radiactivo en el arroz, desde los actuales 500 becquereles por kilo a 100 becquereles por kilo. En 2011, los análisis revelaron que algunas muestras de arroz cultivadas a algunos kilómetros de Fukushima superaban los mil becquereles permitidos por kilogramo.

Fuente: RT, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.