El gobierno de Japón afirmó esta semana que es seguro lanzar al mar 1,17 millones de metros cúbicos de agua parcialmente descontaminada, remanente del desastre en la central nuclear de Fukushima en 2011. De acuerdo con medios de prensa capitalinos la recomendación fue hecha al cierre de un panel integrado por funcionarios gubernamentales, la Compañía Eléctrica de Tokio (Tepco), autoridades y científicos de Fukushima.

En esa reunión se expusieron estudios iniciados en 2013, precisó el diario Yomiuri Shimbun. Un portavoz del ejecutivo japonés refirió que en caso de aprobarse la medida, el vertido del millar de bidones conservados en el interior de la central nuclear se haría de manera controlada.

Otros países ya lo han hecho

La entidad operadora de la planta generadora de energía atómica, Tepco, considera que el pronunciamiento sobre el derrame hacia el océano Pacífico debe hacerse porque en 2022 carecerá de espacio de almacenaje en el interior de la planta nuclear desactivada.

Reconoció que los científicos avalaron que la baja concentración de tritio, un isótopo radioactivo del hidrógeno presente de forma natural en el agua descontaminada almacenada y su disolución en el mar, no presentarían riesgos para la salud humana. El proceso cumplirá los estándares del Comité Científico de la ONU sobre los Efectos de la Radiación.

Recordó sin citar nombres, que diversos países realizaron vertidos similares en los últimos años e incluso, con cantidades mayores de tritio.

Aseguró que la acción de derrame no será ejecutada hasta completar el proceso de consultas con la población japonesa, la más expuesta en esa área geográfica a un potencial impacto negativo derivado de la estigmatización de sus productos pesqueros, una de los principales actividades económicas de la prefectura de Fukushima.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.