Japón anunció este martes que el mes próximo levantará parcialmente la orden de evacuación en uno de los dos municipios de la prefectura de Fukushima donde se ubica la planta que tuvo un accidente nuclear en 2011. El ministro de Industrias, Yoshihiko Isozaki, dijo a periodistas que la medida comenzará a aplicarse desde el 10 de abril en distritos del poblado de Okuma, luego de comprobarse una caída significativa en los niveles de radiación.

En dicha localidad y la vecina Futaba está asentada la central nuclear Daiichi, cuyo reactor explotó tras el potente terremoto y el consecuente tsunami ocurrido en marzo de 2011. Sobre ambas rige desde entonces la orden de evacuación que por primera vez el Gobierno levantará.

Una tragedia que sigue matando

El alcalde de Okuma, Toshitsuna Watanabe, expresó satisfacción por la medida y se comprometió a trabajar por transformar el poblado en un sitio confortable para vivir. Según cifras oficiales, los tres fenómenos dejaron 15 mil 897 fallecidos y dos mil 533 desaparecidos.

Pero la cifra mortal subió a 22 mil 131 tras la muerte de más de seis mil personas durante estos ocho años debido al grave deterioro de su salud. La vida en Fukushima transcurre con múltiples desafíos que les impiden a los sobrevivientes recuperarse por completo de la tragedia.

Esa demarcación vio un descenso significativo en el número de pobladores, tiene una alta cantidad de ancianos que residen aislados y aún más de 50 mil evacuados. A muchas personas les inquieta la aproximación de la fecha límite del pago de préstamos que obtuvieron para recomenzar los negocios, porque siguen sin recuperar las inversiones.

Contaminación del agua

Los agricultores están por iniciar las labranzas gracias a que se levantó la veda sobre esa actividad por temor a la contaminación con combustible radioactivo.

Además, siete municipios de la prefectura poseen zonas con entrada prohibida y de la planta Fukushima Uno fluye agua tóxica que se mezcla con los manantiales subterráneos.

El Gobierno planea verter el líquido en el océano, tras diluirlo hasta que su nivel de radiación esté por debajo del máximo permitido, pero los pescadores locales rechazan esa idea.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.