El lecho marino de la costa este japonesa se desplazó 50 metros en horizontal y 16 metros vertical, luego del poderoso terremoto que sacudió esa zona el pasado 11 de marzo, asegura la revista Science.

De magnitud nueve en la escala Richter, el sismo tuvo lugar cerca de la fosa marina de Japón, ubicada de norte a sur en el océano Pacífico. Esta fosa existe porque la placa del Pacífico se mueve hacia el oeste, golpeando y metiéndose bajo la plataforma continental Okhotsk.

Mayor impacto

Luego de comparar los mapas del fondo oceánico realizados en este año con otros de 1999, los especialistas pudieron determinar los cambios provocados por el poderoso temblor, y que cerca del epicentro la placa Okhotsk se movió 50 metros al este-surerste hacia la zanja marina.

Este desplazamiento sumado al movimiento hacia arriba probablemente contribuyó a la generación de las olas del tsunami masivo que siguieron al terremoto, consideran los científicos. La investigación revela que el impacto fue mayor de lo que se había calculado hasta ahora.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.