Investigadores japoneses crearon un sistema de sensores para entender los mecanismos de comunicación de las ostras. Cuando esos crustáceos se abren y cierran con frecuencias diferentes advierten sobre el estado del agua, indicaron investigadores de la Universidad de Kagawa, quienes inventaron el sistema kai-lingual.

En principio, el equipo utilizó ese invento para vigilar la marea roja, un fenómeno que provoca el crecimiento excesivo de las algas Heterocapsa circularisquama que dan esa coloración al mar. La marea roja puede causar la muerte de los crustáceos y afectar a las ostras perleras.

Respuestas diversas

Los datos obtenidos como resultado de este estudio se compararon con el comportamiento de las ostras productoras de perlas, lo que permitió a los científicos observar una mayor frecuencia de apertura y cierre de esos animales ante determinadas condiciones ambientales.

“Las ostras perleras muestran respuestas diversas que se traducen en gráficos con ondas diferentes”, dijo el profesor Tsuneo Honjo, autor principal del estudio.

“Avisan” si hay peligro

Como esos moluscos avisan de problemas en el agua, los científicos decidieron colocar algunas entre las que se cultivan como alimento, que son “menos comunicativas”.

Si hay una situación complicada como contaminación con ácido sulfúrico, crecimiento desproporcionado de algas, baja salinidad o falta de oxígeno, las ostras perleras advierten de la situación y se puede trasladar a las de crianza a lugares seguros.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.