A través de una carta pública, difundida por el Instituto Joan Goodall de España, que tiene su sede en Barcelona, la doctora en Etología por la Universidad de Cambridge, doctora «honoris causa» por más de 45 universidades del mundo, mensajera de la paz de la ONU y Premio Príncipe de Asturias, ha querido participar en el debate abierto que por estos días se ha desatado en España con relación a las macrogranjas de cerdos.

«He leído que hay un debate en España, como de hecho en muchos países del mundo, sobre el impacto de la ganadería intensiva sobre el medio ambiente, la biodiversidad y el cambio climático», dice Goodall. «Yo había crecido en un mundo donde los animales de granja pastaban, retozaban o cacareaban afuera. Entonces miré la carne que había en mi plato y pensé ‘esto representa el Miedo, el Dolor y la Muerte de cada animal’. Así me hice vegetariana y, tras enterarme del cruel confinamiento de las vacas lecheras y las gallinas ponedoras, ahora soy mayoritariamente vegana».

Uso de recursos naturales sin sentido

Goodall incluso asegura que cuando conoció por primera vez algunos datos sobre ganadería industrial en 1960 se quedó en «shock». Según palabras de la etóloga, “el debate sobre las macrogranjas industriales es oportuno porque nos enfrentamos, además de a la pandemia de la covid, a amenazas gemelas del cambio climático y la pérdida de biodiversidad, y la agricultura intensiva contribuye a ambos problemas». Por eso, Goodall espera que cada vez más políticos, como el Ministro Garzón, se pronuncien contra la ganadería intensiva.

La primatóloga asegura que la ganadería intensiva implica que «miles de millones de animales de las granjas industriales de todo el mundo deben ser alimentados y grandes extensiones se deforestan para cultivar cereales para pienso, una enorme cantidad de combustibles fósiles se utilizan para transportar el grano a los animales, los animales al matadero y la carne a la mesa, lo que contribuye a mayores emisiones de CO2». Igualmente denuncia que «los purines almacenados en balsas emiten gases nocivos, incluido el amoníaco, y los vertidos contaminan tierra y agua”.

La etóloga también alerta que “este sigue siendo un problema importante en España, uno de los principales productores de carne de cerdo del mundo”. Goodall espera que cada vez más políticos, como Garzón, se pronuncien contra la ganadería intensiva.

Amenaza múltiple

En cuanto a las amenazas para la salud humana, Goodall alerta de que el uso de antibióticos en las granjas industriales, simplemente para mantener vivos a los animales, permite que las bacterias desarrollen cada vez más resistencia. Por eso, avisa que muchos antibióticos ya no son útiles para tratar enfermedades humanas.

La científica reprocha también «la falta de respeto hacia los animales ha llevado también al tráfico de fauna salvaje: los animales se venden y confinan a menudo en condiciones antihigiénicas en los mercados de vida silvestre donde un patógeno puede saltar de un animal a un humano; si se une a una célula del cuerpo humano, puede producirse una nueva enfermedad zoonótica».

En tercer lugar, Goodall afirma que la ganadería industrial amenaza a los medios de subsistencia en las zonas rurales ya que las grandes granjas industriales desplazan a las pequeñas granjas en extensivo y generan menos puestos de trabajo en general.

La tortura y matanza de seres sintientes

Por último, lamenta las amenazas que provoca al bienestar animal. “La ciencia ahora ha demostrado de manera concluyente que las vacas, los cerdos, las aves de corral y todos los demás animales de granja son seres sensibles, capaces de sentir emociones como la desesperación, el miedo y, por supuesto, el dolor”.

Por todas estas razones, Goodall finaliza su carta alentando a los políticos y autoridades de diferentes países a pronunciarse contra la ganadería intensiva y el cambio climático. “El momento de actuar es ahora», concluye.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.