[dropcap]E[/dropcap]l cineasta de Titanic, Avatar y la película El Abismo, James Cameron, realizó ayer junto a National Geographic Explorer, el viaje en submarino a lo más profundo de la Fosa de las Marianas del Pacífico Occidental, el Abismo Challenger, lugar alcanzado anteriormente solo por el oceanógrafo Jacque Piccard y el oficial de la armada estadounidense Don Walsh.

Según informa National Geographic es el primer humano en llegar a 6,8 millas de profundidad, equivalentes a 11 km, en una zona de un solitario valle submarino.

[quote]Me siento como si hubiera ido al espacio exterior y hubiera vuelto”, dijo Cameron tras emerger del fondo de la Fosa de las Marianas.[/quote]

Misión científica

[quote]”Estuve unas tres horas en el fondo. Durante la inmersión he tenido que estar continuamente ocupado con las tareas de navegación y he estado mucho tiempo distraído haciendo cosas. Casi no te da tiempo a darte cuenta de lo que estaba haciendo, pero ha habido un momento, en el fondo, donde por fin he podido parar y darme cuenta de dónde estaba y de lo que suponía. De lo remoto que es el lugar y de las miles de horas de trabajo y toda la gente que ha trabajado durante siete años para conseguirlo”, aseguró Camerón, alegre por el éxito de su misión, que ha tardado siete años en preparar.[/quote]

El minisubmarino cuenta con tecnología especializada para recoger datos científicos, muestras de especímenes, y grabar las observaciones. Algo que los expertos de hoy explican que era impensable en los años 60, cuando se llevó a cabo la otra expedición al Abismo Challenger.

La fosa de las Marianas, a casi 11.000 metros de profundidad, está situada en el entorno de la isla de Guam, en el sur del Pacífico.

Increíble biodiversidad

El descenso le tomó a Cameron 2 horas 36 minutos y el ascenso solo 70’. Durante la misión el director de películas emblemáticas como Titanic y Avatar pasó por un desértico lecho marino y se deslizó a lo largo de las paredes de sus acantilados, todo el tiempo recogió muestras y realizó vídeos.

Sobre el tipo de organismos que ha encontrado, Cameron afirma que no ha visto grandes animales en el fondo. Los mayores que ha encontrado son pequeños seres de apenas unos centímetros. También ha añadido que el objetivo no es encontrar grandes seres vivos, sino organismos adaptados a extremos de temperatura y de presión, que pueden ofrecer nuevas claves sobre la vida.

Se estima que hay más de 750.000 especies marinas que no han sido formalmente catalogadas por la ciencia, tres veces más que las que se conocen.

Tecnología de punta

Tras el análisis, los resultados completos se publicarán en una edición futura de la revista National Geographic.

La nave que transportó al cineasta fue bautizada como “Deepsea Challenger”, tiene espacio para un ocupante y está equipada con cámaras, brazos robóticos y un “arma de Slurp” que aspira objetos pequeños, ideal para el estudio de la superficie, temperatura o salinidad.

El minisubmarino había realizado esta misma semana un viaje de prueba no tripulado hasta alcanzar la fosa, según explicó el propio Cameron el viernes en una entrevista con National Geographic News.

La segunda parte de Avatar será en el fondo del mar

El director confirmó mediante su cuenta en twitter que había logrado su objetivo. “Acabo de llegar a lo más profundo del océano. Tocar fondo nunca fue tan bueno. No puedo esperar para contar lo que estoy viendo”, escribía Cameron en la red social.

[box_dark]El interés de Cameron por el fondo marino le llevó a realizar películas como “The Abyss” (1989), en la que un grupo de científicos encontraban vida extraterrestre en las profundidades del océano, así como a buscar los restos del Titanic (“Last Mysteries of The Titanic”, 2005).[/box_dark]

Para la secuela de “Avatar”, el director tiene previsto que la historia se desarrolle bajo la superficie del mar.

Sueño de muchos

“Como un Julio Verne del siglo XXI, el director cumplía no sólo su sueño si no el de muchos científicos” señala elmundo.es de España. La Fosa de las Marianas es uno de los misterios que le queda al hombre por resolver. Descubierta en 1870 cuando un navío intentó medir la profundidad del Pacífico mediante el sondeo con lastre atado a una cuerda, las expediciones para conquistar las profundidades del mar han sido abundantes e infructuosas.

En ella se descubrió el calamar gigante Architeuthis, una especie desconocida de lenguado, biodiversidad nunca vista hasta entonces. Fue en 1960 cuando el batiscafo Trieste controlado por Walsh y Piccard alcanzó hasta los 10.900 metros de profundidad.

Veinte minutos estuvieron en el fondo donde pudieron observar pequeños peces. Algo que les sorprendió por la alta presión que hay en el fondo que es 1.000 veces mayor que la que se experimenta en la superficie de la Tierra, unos 110.000 kilopascales. Fueron los últimos y los únicos hasta hoy.

Misterio por descubrir

Cameron no ha dicho nada de lo que ha visto. Todo sigue siendo un misterio. El interés es máximo ya que los organismos que habitan en esas profundidades (sin luz, con alta presión y con temperaturas de entre 0 y 2 grados centígrados) habrán desarrollado adaptaciones impensables.

[box_dark]Pero no sólo la fauna que puede albergar tan enigmático lugar suscita interés. La expedición de Cameron también servirá para analizar la formación de terremotos y el cambio climático.[/box_dark]

La materia orgánica de la flora y fauna muerta se queda en las paredes de la fosa. Un estudio publicado el año pasado dejó ver que debido a esto, más carbono se acumula en el fondo de las fosas que en otras partes del océano. Y esto sugiere que las profundidades del mar podría desempeñar un papel más importante en el ciclo del carbono, y por lo tanto en la regulación del clima de la Tierra.

Fuente: EFE, La Gran Época, Diario El Mundo, Agencias
Artículo original de lagranepoca.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.