Cada septiembre, en el Día Internacional de Limpieza Costera en Jamaica, el plástico es el material más recolectado. En 2019, los principales 10 artículos que se recogieron fueron todos empaques desechables de plástico y poliestireno (espuma); desde botellas de plástico hasta envoltorios de alimentos. Cada año, en todo el mundo, más de 8 millones de toneladas de plástico terminan en nuestros océanos, lo cual afecta negativamente a los ecosistemas, la biodiversidad y, potencialmente, la salud humana.

Según la Autoridad de Gestión de Residuos Sólidos de Jamaica (NSWMA), la basura marina que termina en las aguas costeras de este país ha afectado de manera significativa las industrias del turismo y la pesca. Para revertir esta tendencia, el 1 de enero de 2019 se lanzó una prohibición nacional de plásticos desechables, con un plan dividido en tres fases.

Grave daño a los ecosistemas

La fase final, que se aplica a bolsas de plástico desechables de 60 cm por 60 cm y pitillos/pajitas desechables adheridos a empaques de bebidas, comenzó el 1 de enero de 2021. El gobierno otorgó un período de transición de seis meses al sector privado y, mientras tanto, se ha comprometido a incrementar las actividades de educación y sensibilización.

De las 800.000 toneladas de residuos residenciales que Jamaica genera anualmente, se estima que 15% son plásticos. Si bien tres cuartas partes de estos se eliminan en sitios de desecho legales, el resto a menudo termina en desagües, ríos, barrancos, playas y, en última instancia, en el océano. Esta contaminación plástica da como resultado inundaciones y daños a los ecosistemas costeros y marinos y está creando un entorno poco saludable para las poblaciones locales.

Soluciones innovadoras

Lugares como Rae Town, un barrio costero de Kingston, son los que más sufren por la ola de contaminación plástica que llega al puerto de Kingston. La hondonada que atraviesa la zona trae aún más desechos plásticos hasta ahí.

La Oficina Subregional del Caribe del PNUMA y su Centro Internacional de Tecnología Ambiental han estado trabajando desde 2018 con el Gobierno de Jamaica y la Agencia Nacional de Medio Ambiente y Planificación (NEPA) en un proyecto de minimización de desechos plásticos. Este proyecto, financiado por el Gobierno de Japón con cofinanciamiento a través del Gobierno de Jamaica, tiene como objetivo fortalecer aún más las políticas y mejorar los marcos legales que permitan a Jamaica reducir los desechos plásticos de fuentes terrestres y gestionarlos de manera adecuada.

Al centrarse en el desarrollo de políticas y la educación pública, el proyecto está capacitando a los ciudadanos de Rae Town para que encuentren soluciones innovadoras al problema del plástico, desde el reciclaje creativo y las oportunidades de generación de ingresos hasta las iniciativas de protección ambiental.

Labor de conciencia

En noviembre de 2019 se lanzó un emblemático proyecto piloto de reciclaje de plástico. Como parte de esta iniciativa, se alentó a los residentes de Rae Town a participar en actividades de limpieza siguiendo las 4 R de: Rechazar, Reutilizar, Reducir y Reciclar.

Se ha capacitado a guardianes ambientales en la comunidad para prevenir el manejo inadecuado de los desechos y el país acaba de recibir el primer camión recolector de plástico, propiedad del Gobierno. “Este es un hito importante”, dijo la Sra. Kashta Graham, gerente del proyecto. “Antes de esto, no había ningún camión dedicado exclusivamente a recolectar plástico”.

Los residentes de Rae Town han recolectado más de tres toneladas de plástico de su entorno local y de la costa. Estas acumulaciones de “desechos” se están convirtiendo cada vez más en nuevos medios de subsistencia.

Macetas y mobiliario de plástico reciclado

En colaboración con 360 Recycle, una empresa social local que fabrica y vende productos de plástico reciclado, los residentes de Rae Town están haciendo desde macetas hasta mobiliario para áreas de juego para niños. También se anima a los residentes a participar en concursos para encontrar nuevas formas de reutilizar los desechos plásticos en beneficio de la comunidad.

Edson Carr, gerente de Planificación de la NSWMA, dice que el proyecto de Rae Town tiene como objetivo cambiar la forma en que los residentes perciben el plástico y manejan los residuos de este material. “El éxito implicará que los residentes se involucren en la separación de los plásticos de sus desechos regulares, y que los miembros de la comunidad adopten mejores prácticas”, dijo.

Las empresas también se están involucrando mediante el Programa de Administración Ambiental Green Business de Jamaica. Desde que comenzó la iniciativa en mayo de 2019, las siete empresas y cinco entidades del sector público que participan han realizado importantes esfuerzos para reducir la contaminación plástica en sus operaciones.

El cambio es posible

El proyecto también lanzó recientemente un proyecto piloto de recompensas por reciclaje de plástico en colaboración con el supermercado Lee’s Food Fair, uno de los más grandes del área metropolitana de Kingston. Mediante el programa de fidelidad de la tienda, los clientes obtienen “eco-recompensas” por cada 10 libras (4.5 kg) de plástico que traen para reciclar. Con el lema de “no plástico” escrito sobre un pizarrón, se anima a las personas a comprometerse públicamente a reducir su consumo de este material.

Mientras Jamaica, junto con el resto del mundo, lidia con la COVID-19, el Proyecto de Minimización de Residuos Plásticos ofrece un rayo de esperanza. “El proyecto Rae Town es una prueba de que, cuando los responsables políticos y el público trabajan juntos, el cambio sistémico y sostenible es posible”, concluye Kashta Graham.

+Información aquí:

https://www.360recycleja.com/

Fuente: https://www.unep.org/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.