Pescadores comerciales hicieron un hallazgo único en su tipo mientras faenaban con redes de arrastre en Cerdeña, Italia: un tiburón sin piel y sin dientes. El ejemplar fue sacado de las profundidades y parecía gozar de buena salud en medio de una serie de anomalías.

Sin embargo, las anomalías de este tiburón hembra no obstaculizaron sus habilidades depredadoras, y la criatura encontró formas de adaptarse, como tragar a sus presa enteras. El equipo propone que el tiburón perdió su piel después de estar expuesto a sitios contaminados químicamente, así como a la acidificación debido al cambio climático.

Algo nunca visto

El tiburón gato sin piel fue descubierto por un equipo de la Universidad de Cagliari, Italia, que dice que es el primero de su tipo. “Hasta donde se sabe, en este artículo se reporta el primer caso de falta de estructuras relacionadas con la piel (epidermis, estrato laxo, dentículos dérmicos y dientes) en un escualo que nada libremente”.

El equipo recibió el tiburón capturado en Cape Carbonara en el sur de Sardini en julio de 2019 a una profundidad de 1,640 pies debajo de la superficie, como informó IFL Science por primera vez. La piel es una herramienta vital para los tiburones, ya que los protege de entornos hostiles y rivales que pueden querer pelear por comida o territorio.

También se ha demostrado que la capa exterior les ayuda a maniobrar a través del agua, ya que reduce la fricción alrededor del cuerpo. Sin embargo, este tiburón gato hembra parecía haber sobrevivido sin su escudo exterior.

tiburon victima de la contaminacion

Aún se desconoce el alcance de esta afectación

Su color era amarillento pálido por todas partes, a excepción de los ojos, el abdomen y las branquias, que eran los únicos lugares de pigmento. Y sus dientes se habían reducido a estructuras rudimentarias que no eran visibles a simple vista. «No está claro cómo la anomalía afecta el comportamiento, la fisiología o la ecología de este individuo», se lee en el artículo publicado esta semana en Fish Biology.

«Dadas las funciones que realiza la piel, es probable que la falta de dentículos dérmicos, epidermis y estrato laxo haya modificado la natación, aumentando tal vez su coste energético y ralentizándolo». La falta de dientes tampoco afectó su capacidad de alimentación, ya que el equipo encontró 14 criaturas dentro de su estómago, tragadas enteramente.

Por lo visto, la naturaleza encuentra formas de perdurar pese a la profunda estela de contaminación humana que invade todos los ecosistemas.

Fuente: https://www.dailymail.co.uk/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.