Israel impondrá penas de hasta tres años de cárcel a los camiones que tiren basura y escombros fuera de los depósitos de tratamiento de residuos destinados para ello, según una nueva legislación que entrará en vigor el próximo primero de octubre.

Las nuevas disposiciones, aprobadas por la Kneset (Parlamento) como añadido a la Ley de Mantenimiento de la Limpieza, endurecen las penas a los contaminadores y serán aplicable tanto a quienes ensucien las ciudades con materiales de construcción, como a los que tiren otro tipo de residuos, informó el diario “Jerusalem Post”.

Nadie se escapará

Hasta ahora la pena máxima que se contemplaba para estos casos era de un año de prisión. También se embargará y multará a los camiones de basura que sean pillados dejando residuos en lugares no permitidos más de dos veces en un año.

“La ley deja claro que la naturaleza y los espacios abiertos no son contenedores de basura y no pueden reemplazar el necesario tratamiento de los residuos”, declaró en un comunicado el ministro de Protección del Medio Ambiente, Gilan Erdan.

Erdan considera que “la intolerable facilidad con que los criminales abandonan los escombros donde las da la gana ha hecho necesaria la imposición de medidas más duras”. Según los datos de ese Ministerio, cada año las constructoras depositan 7,5 millones de toneladas de residuos de la construcción a lo largo y ancho del país y, de ellos, sólo 2,5 son depositados en los lugares designados para ello.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.