Un grupo de investigadores de la Universidad de Bristol ha anunciado el desarrollo de un nuevo tipo de jabón, cuyas propiedades magnéticas lo convierten en una herramienta ideal para la fabricación de productos destinados a la limpieza de desastres ecológicos como los derrames de petróleo.

Se trata de un compuesto formado por sales de hierro disueltas en agua cuyas moléculas pueden responder a un campo magnético, propiedad que permite recogerlo junto a la grasa, suciedad y químicos que se le han adherido durante el proceso de limpieza simplemente utilizando un imán. Si logran hacerlo viable se convertiría en una herramienta muy útil para minimizar el impacto ecológico de estos accidentes.

Solución más amable con el ambiente

Las sustancias que se emplean en la actualidad para la limpieza de manchas de petróleo pueden causar daños ambientales, pero al aplicar un campo magnético a un jabón sería posible eliminar mejor la suciedad, consideraron los investigadores.

El jabón incluye en sus moléculas átomos de hierro. Dicho compuesto utiliza como base un jabón líquido especial, rico en cloro y bromo. Mientras que en un jabón tradicional sus largas moléculas solo son atraídas o rechazadas por el agua -mezclándose inevitablemente con la suciedad-, en este nuevo producto se suma la propiedad de que reaccionen frente a la presencia de un campo magnético.

Cuando se utiliza alguna clase de jabón para “limpiar” un derrame de petróleo que ha tenido lugar en el mar, es muy complicado separar la mezcla resultante del agua limpia, sin embargo al usar el jabón magnético, este se uniría a las partículas del hidrocarburo siendo retirado mediante el uso de un imán.

Fuente: ABC, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.