Un sismo a poca profundidad de magnitud 5,9 sacudió este miércoles el sureste de Australia, cerca de la segunda ciudad del país, Melbourne, sin provocar víctimas pero generando algunas escenas de susto entre sus ciudadanos, poco acostumbrados a los terremotos.

El temblor sorprendió a los habitantes de Melbourne a las 09H00 (23H00 GMT del martes) y se sintió a cientos de kilómetros de distancia. Los servicios de rescate recibieron llamadas incluso desde Dubbo, a unos 700 km del epicentro. El servicio geológico estadounidense calibró inicialmente su magnitud en 5,8, pero luego la revisó a 5,9. La profundidad del epicentro se situó a 10 kilómetros.

Pánico en las calles

La mayoría de los habitantes de Melbourne, que están confinados desde hace ocho semanas, estaban en sus casas cuando la tierra tembló. Muchos salieron de sus viviendas, asustados, en unas escenas de pánico que inundaron las redes sociales. Zume Phim, de 33 años, dueño de la cafetería Oppen de Melbourne, se precipitó hacia la calle en cuanto sintió el temblor.

«Todo el edificio temblaba. Todas las ventanas temblaban, como una ola de temblores», declaró a la AFP. «Nunca había vivido esto. Daba un poco de miedo», admitió. Desde Nueva York, el primer ministro Scott Morrison aseguró que por el momento no se habían notificado víctimas ni daños importantes. «Un sismo de esta naturaleza puede ser muy alarmante (…) Son fenómenos muy inusuales en Australia», aseguró.

En el barrio de Chapel Street, una popular zona comercial de Melbourne, había ladrillos y otros elementos desprendidos de los edificios en la calzada. «Estaba sentado en mi oficina […] Necesité un poco de tiempo para comprender lo que era», declaró a la cadena ABC Mark Holcombe, alcalde de Mansfield, una ciudad situada cerca del epicentro del temblor.

Un sismo cada 10 o 20 años

Se trata del mayor sismo ocurrido en el sureste de Australia en años, declaró a la AFP Mike Sandiford, geólogo de la Universidad de Melbourne. Un terremoto de esta magnitud se produce cada «10 o 20 años en el sureste de Australia, el último fue el de Thorpdale en 2012», declaró. «Tuvimos algunos muy grandes, de magnitud 6, a finales de los años 1800, aunque no se conocen con exactitud las magnitudes precisas», subrayó.

Según Geoscience Australia, el sismo estuvo seguido de cuatro réplicas, cuyas magnitudes oscilaron entre 2,5 y 4,1. Las obras para reparar los daños podrían verse entorpecidas por el confinamiento y las manifestaciones que se están llevando a cabo estos días.

Fuente: https://www.swissinfo.ch, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.