Al menos seis personas perdieron la vida por las lluvias y las inundaciones que azotan el norte de Honduras, informaron fuentes oficiales. Cinco individuos murieron soterrados y uno ahogado en Omoa, departamento de Cortés, según reportó la Comisión Permanente de Contingencias.

El frente frío que golpea la costa norte hondureña desde el lunes afectó a 500 familias y 386 viviendas, de acuerdo con los cálculos preliminares de la Comisión.

Más de 2.000 evacuados

Calles anegadas de agua, puentes rotos y deslizamientos provocaron el caos vehicular y las incomunicación de poblados. Las autoridades evacuaron a más de dos mil residentes en zonas de riesgo y pidieron a la población mantenerse informada sobre el desarrollo del evento climatológico.

El presidente Juan Orlando Hernández anunció la creación de una comisión para evaluar los daños en Omoa y asegurar la atención de los damnificados. Los departamentos de Cortés, Atlántida, Yoro, Colón, Santa Barbara e Islas de Bahía se encuentran en alerta amarilla (la segunda por el nivel de peligrosidad).

Las instituciones meteorológicas pronosticaron que las condiciones climáticas mejorarán a partir de este jueves.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.