Las autoridades aduanales de Singapur informaron este martes sobre la captura de un cargamento récord de 8,8 toneladas de marfil procedentes de la República Democrática del Congo. El alijo está valorado en casi 13 millones de dólares y, según calcularon expertos, para obtener un volumen semejante sería necesario matar a unos 300 elefantes.

Singapur está involuntariamente involucrado en el comercio global de marfil debido su alta conectividad global y a la existencia de un pequeño mercado interno donde las piezas anteriores a 1990 pueden venderse legalmente.

Cientos de elefantes y pangolines asesinados

Las propias fuentes reportaron la incautación de 11,9 toneladas de escamas de pangolín, cuyo precio en el mercado negro se estima en más de 35 millones y medio de dólares. Para reunir un alijo semejante sería necesario matar a unos dos mil de esos raros mamíferos.

Parecido a un oso hormiguero, el pangolín es el gran desconocido entre las principales víctimas de comercio ilegal pese a que casi el 20 por ciento de todo el tráfico de animales salvajes se realiza con partes de su cuerpo.

En algunos países de Asia su carne se considera un manjar y sus escamas son empleadas en la medicina tradicional para tratar dolencias como el asma y la artritis. La reportada hoy es la tercera mayor ocupación de escamas de pangolín realizada este año en Singapur.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.