[dropcap]L[/dropcap]a llegada a Yakarta del buque insignia de Greenpeace, el Rainbow Warrior III, ha sido el paso definitivo para dejar atrás los años de desencuentros entre Indonesia y la asociación ecologista e inaugurar una era de colaboración en uno de los países con más biodiversidad del mundo.

«Pido a Greenpeace que siga colaborando con Indonesia en su tarea de recordar y criticar las cosas que este país tiene que mejorar», declaró el presidente de Indonesia, Susilo Yudhoyono, durante su visita a bordo de la embarcación a comienzos de mes.

 photo greenpeace1_zpsa293d6bc.jpg

Lucha constante

Un gesto del mandatario indonesio cargado de simbología tras la expulsión años antes, en 2009 y 2011, de varios activistas de Greenpeace mientras participaban en campañas contra la deforestación en este país, causada principalmente por las compañías papeleras y las plantaciones de palma de aceite.

En 2010, además, el mismo Ejecutivo indonesio negó el amarre del Rainbow Warrior II y ordenó al Ejército escoltar el buque hasta aguas internacionales.

[quote]»Hemos superado una época de amenazas y difícil para nosotros aquí, pero todos los riesgos que hemos tenido que afrontar forman parte de nuestro compromiso para cambiar a las compañías que dañan al medio ambiente, a los gobiernos que no quieren escuchar», señaló Bustar Maitar, uno de los dirigentes de la organización en el archipiélago asiático a la agencia EFE.[/quote]

 photo greenpeace3_zps95c84129.jpg

15 millones de hectáreas perdidas

El presidente indonesio agradeció en su visita la labor de la agrupación ecologista «por el mundo en general y por Indonesia en particular» y anunció que tomará nuevas medidas de protección del ambiente antes de que termine su mandato el año que viene.

«Indonesia alberga algunos de los enclaves más ricos en biodiversidad de la Tierra, pero la continua deforestación para hacer espacio a plantaciones industriales y la sobrepesca en sus aguas lo ponen todo en riesgo», aseguró Longgena Ginting, director de Greenpeace en Indonesia.

Indonesia, que alberga el 10% de los territorios selváticos del mundo, ha perdido 15 millones de hectáreas de bosque entre los años 2000 y 2009, cerca del 15% de su superficie forestal, según la organización Forest Watch Indonesia.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.