Un parque nacional de Indonesia está avocado a la tarea de rescatar a la tortuga carey de la extinción.

La amenaza proviene no solamente de los enemigos naturales, los lagartos que devoran sus huevos, sino también de los turistas extranjeros que vienen a comérselas o a llevárselas como souvenir.

A esto se le suma, que la región, conocida como Mil Islas, es una importante zona turística ubicada a solo una hora de la capital y padece los efectos negativos de todos los asentamientos populosos humanos. La basura arrojada en las playas termina en el estómago de algunas tortugas.

Fuente: BBC Mundo, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.