El Gobierno de Indonesia declaró reserva protegida un área de unos 244.000 kilómetros cuadrados situada en la isla de Borneo con la finalidad de preservar los bosques tropicales que han escapado de la deforestación.

La medida de protección fue aprobada mediante un decreto firmado por el presidente del país, Susilo Bambang Yudhoyono, y afecta a casi el 45 por ciento del territorio de la isla de soberanía indonesia.

Actividad ilegal

Indonesia ha perdido 64 millones de hectáreas de bosque durante el último medio siglo y las estimaciones gubernamentales apuntan a que más de 1.236 firmas mineras o madereras y 537 empresas dedicadas a la producción de aceite de palma han trabajado ilegalmente en la isla de Borneo, el segundo lugar con mayor biodiversidad del mundo después del Amazonas.

En la parte indonesia de la isla de Borneo existen ocho parques nacionales, áreas en las que está en teoría prohibida toda actividad que merme su fauna o flora, pero en la práctica se llevan a cabo operaciones madereras, según denuncian los grupos ecologistas.

Los gobiernos de Indonesia, Malasia y Brunei firmaron en 2007 un acuerdo en el que se comprometieron a proteger 220.000 kilómetros cuadrados de territorio en gran parte poblado de bosques tropicales.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.