Sentadas en sencillas mesas de madera, mujeres con mascarillas enrollan una pasta marrón en cilindros delgados, lo que ayuda a reciclar algunos de los millones de toneladas de flores que los fieles hindúes arrojan al Ganges.

Forman parte de un equipo de 100 personas que trabaja para Phool.co (flor), un emprendimiento del empresario Ankit Agarwal, que elimina los desechos florales de uno de los tramos más contaminados del río sagrado de la India en la ciudad norteña de Kanpur.

Solución integral

Los indios suelen ofrecer flores en los templos como muestra de devoción y, según le explica Agarwal a Reuters, unos ocho millones de toneladas de esas ofrendas terminan en los ríos del país cada año, junto con las aguas residuales y los desechos industriales y domésticos.

“Todos los pesticidas e insecticidas que se usaron para cultivar estas flores se mezclan con el agua del río, lo que la hace altamente tóxica”, dice Agarwal. El equipo de este emprendimiento, en su mayoría mujeres, retira las flores desechadas cerca de la orilla del río o las recoge de los templos para reutilizarlas en papel e incienso, así como en acuarelas que se pueden usar para el festival hindú de Holi.

Muchos indios prefieren arrojar las flores que ofrecen a las deidades en cuerpos de agua, ya que ponerlas en contenedores se considera profano, dijo Agarwal. Para disuadirlos de que también arrojen al agua los paquetes de varitas de incienso que fabrica su compañía, su compañía los estampa sin imágenes de dioses hindúes e infunde el papel con semillas de albahaca, una planta considerada sagrada en el hinduismo.

Fuente de empleo y empoderamiento

“Lo que le pedimos al consumidor, una vez que use estos productos, es que por favor siembre el empaque y una planta de Tulsi (albahaca) crecerá. Y la idea funcionó porque el empaque realmente nos ayudó a establecer nuestra marca”, dijo.

Phool.co ha recibido inversiones del brazo social del grupo empresarial Tata, y la mayoría de las mujeres que emplea solían trabajar como recolectoras manuales o estaban desempleadas. Ahora tienen una ocupación que impone respeto: Limpiar el sagrado Ganges.

Fuente: https://www.reuters.com, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.